La Gloria de Dios y Nuestro Deleite



“El hombre violó a mi nuera y mató a mi hijo y sólo van a decir “estás perdonado”. ¡NO ES JUSTO! ¿Qué diríamos de un juez que suelte sin castigo a un asesino y violador? Sería una injusticia incalificable. En Proverbios 17:15 dice : El que justifica al impío, y el que condena al justo, ambos son igualmente abominación a Jehová. Por su propia definición, Dios sería una abominación. ¡Y eso es lo que Dios hace con los cristianos todos los días! ¿Ven el problema que Dios enfrenta, para nosotros, al perdonar al pecador? ¿Cómo puede Dios perdonar todos nuestros pecados y al mismo tiempo mantener intacta la gloria de su perfecta justicia? Cuando Dios perdona a un pecador, todo el universo grita “NO – INJUSTICIA”, hasta que ven la cruz. Dios sacrificó a su Hijo perfecto como manifestación de cuán en serio Él toma su propia gloria. Dios descargó en su Hijo la ira acumulada por los pecados perdonados y los que habría de perdonar. Dios es apasionado por Su gloria. Dios se ama a Sí mismo infinitamente.



Lecturas:


domingo, 28 de agosto Lucas 9:32

lunes, 29 de agosto 2 Pedro 1:17

martes, 30 de agosto Juan 1:14

miércoles, 31 de agosto Hebreos 1:3

jueves, 1ro de septiembre Juan 2:11

viernes, 2 de septiembre Juan 17:24

sábado, 3 de septiembre Juan 13:31-32


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo