Estamos A Cargo, Pero...




“Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas; y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas, para que cuando llegue y llame, le abran en seguida.”

Evangelio según San Lucas 12:35-36


Durante nuestros años de estudios en el Seminario, varios de nosotros trabajábamos en la Biblioteca. Allí, realizábamos varias labores. De todas ellas, la de mayor responsabilidad consistía en ocupar el área del mostrador. En ese espacio se atendía al público, se tramitaba el préstamo de libros, se recibían los libros prestados y se vigilaba por el orden general de la sala principal de la Biblioteca. Quien ocupaba ese espacio, básicamente estaba a cargo del lugar.

Un buen día, uno de mis compañeros seminaristas se encontraba ocupando esa posición. Un grupo, entre los cuales estaba un servidor, ocupábamos una de las mesas de la sala principal. Como estábamos preparándonos para presentar un trabajo en grupo, conversábamos unos con otros. Sin embargo, en el diálogo, las voces nuestras llegaron en forma de mormullo hasta el mostrador en donde se encontraba nuestro compañero. Éste se levantó de su lugar, y en tono fuerte y amenazante nos llamó la atención así: “Jóvenes, recuerden que estamos en la Biblioteca y tenemos que hacer silencio”. Para su sorpresa, la administradora de la Biblioteca estaba a sus espaldas y le dijo: “Fulano, la ley empieza por la casa. Esas no son formas de mantener el orden”.

Esta experiencia vivida por uno de mis compañeros me ha ayudado a recordar que todos los seres humanos estamos a cargo, pero… no somos dueños. Estamos a cargo, pero debemos vivir como quienes un día rendiremos cuentas de nuestra mayordomía. John Wesley decía así: “Cuando el Autor de todo lo creado nos hizo y nos colocó en la tierra, no nos constituyó dueños y señores sino como mayordomos. Esto implica que todo lo que somos, y lo que llegamos a poseer, en última instancia, le pertenece sólo a Dios”. Y a Él rediremos cuentas algún día. Que Dios nos ayude a vivir como buenos mayordomos.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo