El Valor De Un Testigo



Un día, un hombre se encontraba ante el juez acusado de un delito grave. El tribunal le asignó un buen abogado para defenderlo. Pero el acusado no estaba conforme. E juez sorprendido le avisó:

-¿No se da cuenta de que este tribunal quiere ayudarle y por eso le nombra un buen abogado para que lo defienda?

A lo que el acusado replicó:

-¿No podría su señoría cambiarme este buen abogado por un buen testigo?

Aquel hombre sabía lo que pedía.

Con razón un hombre de Dios decía: “Prefiero unos gramos de testimonio a una tonelada de predicación.” El mundo precisa del testimonio cristiano de la vida y la Palabra.


Lecturas:


domingo, 29 de mayo Lucas 24:44-53

lunes, 30 de mayo Juan 8:18

martes, 31 de mayo Hechos 26:22-23

miércoles, 1ro de junio Juan 1:6-8

jueves, 2 de junio Hechos 4:33

viernes, 3 de junio Hechos 5:31-32

sábado, 4 de junio Juan 5:39-40

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo