top of page

Cuando Ya Nada Podemos Hacer




Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en Mí, aunque esté muerto, vivirá.

Evangelio según San Juan 11:25


Muchas veces he escuchado decir: “mientras haya vida, hay esperanza,” haciendo referencia a que no importa por lo que estemos pasando, cuál sea la situación o la magnitud del problema, las cosas podrán mejorar y estarán bien. Pues, mientras estemos vivos, siempre podremos hacer algo; siempre podremos encontrarle solución al problema. A lo que, completan la frase diciendo: “pues, lo único que no tiene remedio o solución es la muerte.” ¿Será eso correcto?

En el capítulo once del evangelio según San Juan encontramos el relato de la resurrección de Lázaro. Ésta es la última de las señales que hace nuestro Señor Jesucristo con la cual nos revela quién realmente es. Al enterarse que su amigo está enfermo, Jesús afirma a sus discípulos que esta enfermedad no será para muerte sino para vida. Y pienso yo; ¿Qué habría en la mente de los discípulos al escuchar esto y luego saber que Lázaro murió? Pero, el Señor estaba claro y sabía desde el principio qué iba a hacer. Al llegar a Betania ya Lázaro había muerto y llevaba cuatro días en el sepulcro. Ante el entendimiento humano ya era demasiado tarde; ya no había esperanzas, no había nada que hacer. Marta, hermana de Lázaro, así lo entiende y lo dice a Jesús: “si hubieses estado aquí mi hermano no hubiera muerto.” Pero, cuando ya nada podemos hacer, Dios obra para su gloria. Dijo Jesús: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en Mí, aunque esté muerto, vivirá.” Y ordenó a Lázaro; ¡Ven fuera! Y ante los ojos de los allí presentes, el que había muerto, obedeció. Tras el mandato del Señor aquel hombre pasó de muerte a vida.

La muerte no tiene la última palabra. Si usted piensa, como se expuso al principio, que la muerte es lo único que no tiene remedio o solución, piénselo; recapacítelo. La solución es Cristo Jesús. Espiritualmente, tanto usted como yo, estábamos tan muertos como Lázaro. Sólo por la obra del Dios trino tenemos nueva vida para creer sólo en Cristo para salvación. Él es el único que nos librará de la muerte para que vivamos una vida eterna con Él. Al estar cada vez más cerca de la semana mayor, ¿has creído sólo en Jesús y has depositado en Él toda tu confianza como tu único y suficiente Salvador? Si es así, no temas, vive seguro; pues ante la muerte física el que cree en Jesús “aunque esté muerto, vivirá.”


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page