Del Culto El Tiempo Llega



Del culto el tiempo llega, comienza la oración,

El alma a Dios, se entrega; ¡Silencio y atención!

Si al santo Dios plegaria queremos elevar,

Silencio reverente habremos de guardar.


Mil coros celestiales a Dios cantando están,

A ellos los mortales sus voces unirán.

Alcemos, pues, el alma con santa devoción,

Gozando en dulce calma de Dios la comunión.


La Biblia bendecida de Dios revelación,

A meditar convida en nuestra condición.

¡Silencio! Que ha llegado del culto la ocasión.

Dios se halla a nuestro lado, silencio y devoción.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo