Cómo Salir Del Laberinto

Cuenta una leyenda griega que Teseo, el héroe ateniense, se ofreció de voluntario para ser encerrado dentro del laberinto de Dédalo situado en la isla de Creta, donde reinaba el rey Minos. En aquel subterráneo Teseo se enfrentó a dos peligros: al feroz Minotauro, personaje mitológico con cuerpo de hombre y cabeza de toro, que aniquilaba a todos los que encontraba; y al laberinto mismo, que era una red sin fin de intrincados túneles. Dice la leyenda que poco antes de que Teseo entrara, la bella princesa Ariadna, hija de Minos, le entregó secretamente un carrete de hilo. Desliando el hilo al tiempo que perseguía al Minotauro, iba dejando el rastro que le permitiría luego encontrar el camino de vuelta. Sin aquel hilo habría tenido que vagar desesperadamente por aquel laberinto de pasajes. Al fin, Teseo logró escapar de Creta, junto con la muchacha y sus compañeros.

En nuestra lucha por vencer a Satanás y su destructivo poder, y hallar el camino a través de los laberintos y dificultades de la vida hacia la ciudad eterna, Cristo es el Camino, la Luz, el Pan, el Agua, la Vida que nos permite alcanzarlo.


Lecturas:

domingo, 22 de noviembre Josué 3:9-17

lunes, 23 de noviembre Éxodo 18:19-20

martes, 24 de noviembre Salmos 1:1-3

miércoles, 25 de noviembre Job 23:10-12

jueves, 26 de noviembre Salmos 27:10-12

viernes, 27 de noviembre Isaías 48:17

sábado, 28 de noviembre Juan 14:6

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)