Postura Oficial de la IPW

“Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey”.


1ra Carta del apóstol Pedro 5:2-3


Bajo nuestra constitución, el derecho a la libertad de culto está claramente protegido. A la luz de esta realidad, las autoridades gubernamentales de nuestro país han reconocido la respetuosa y desprendida colaboración del llamado sector religioso, en el esfuerzo que toda la ciudadanía ha sido llamada a realizar, en aras de combatir la propagación del COVID-19.

En el caso particular de la Iglesia Presbiteriana Westminster (EPC), su Consistorio, el domingo 16 de marzo, determinó suspender sus reuniones regulares. Desde entonces, no hemos cesado de utilizar todos los recursos a nuestro alcance, a fin de cumplir con las dos encomiendas principales dadas a los ancianos, según la 1ra Carta de Pedro 5:2-3. Estos dos son: apacentar y cuidar. Vemos, pues, que la primera tarea encargada a los ancianos es apacentar la grey del Señor. Y, apacentar significa alimentar. Por eso, hemos puesto al alcance de la mayor cantidad posible de personas, nuestros Servicios de Adoración, nuestros Servicios de Oración y, luego nuestros Tiempos de Oración. Todo esto se ha estado haciendo, además de todos los otros recursos que, de manera regular, ya ofrecíamos por medio de la tecnología para alimentar espiritualmente a la grey. Deseamos destacar nuestra gratitud a Dios por utilizar esta crisis para expandir nuestras oportunidades de alimentar a nuestra gente y a muchas otras personas más.

La segunda encomienda es la de cuidar la grey del Señor. Esta encomienda ha sido satisfecha por medio de llamadas telefónicas, mensajes de textos, reuniones virtuales, entrega de compras a familias necesitadas, y por medio del Tiempo de Oración, el cual ha venido a llenar ese espacio que la Escritura llama “Koinonía”, que no es otra cosa que la sana convivencia fraternal, no sólo entre los miembros de nuestra congregación, sino también con hermanos nuestros de las congregaciones en Añasco y Mayagüez, hermanos en la fe que residen fuera de nuestra Isla, y muchas otras personas que Dios ha querido bendecir. Finalmente, hemos entendido que el alcance de la encomienda de cuidar se extiende hasta la determinación de mantener nuestros Servicios tal y como lo hemos estado haciendo durante todo este período de aislamiento. Pensando en el bienestar de toda nuestra gente, hemos decidido no regresar a nuestros lugares de reunión hasta nuevo aviso. Esa es la postura oficial de la IPW. Les mantendremos informados. ¡Que así nos ayude Dios!

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)