Los huesos de Buda

Hace algún tiempo se encontraron los huesos de Buda, según se dice. Miles de sus devotos desfilaron por la calle para rendirles homenaje cuando eran llevados a una cuidad sagrada de la India.

Un misionero que se encontraba entre la multitud, al ver que todos se postraban, decía a un amigo: “Si se pudiera encontrar un hueso de Jesús el cristianismo se hundiría”.

¡Cuán cierto es todo esto! Buda está muerto, Confucio está muerto, Mahoma está muerto; pero CRISTO VIVE PARA SIEMPRE y tiene las llaves de la muerte y de la tumba. Él dijo después de haber resucitado: “Mirad mis manos y mis pies, que Yo mismo soy, palpad y ved, pues un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que Yo tengo” (Lucas 24:39). Supóngase que usted está viajando y llega a un lugar donde el camino se divide en dos direcciones diferentes. Necesitando un guía que le indique cuál debería tomar, mira a su alrededor y ve dos hombres: uno está muerto y el otro vivo. ¿A cuál de los dos debería dirigirse para saber cuál camino tomar?


LECTURAS:


domingo, 12 de abril Juan 11:17-27

lunes, 13 de abril 1 Tesalonicenses 4:13-18

martes, 14 de abril 1 Pedro 1:3-9

miércoles, 15 de abril 1 Corintios 15:1-11

jueves, 16 de abril 1 Corintios 15:12-20

viernes, 17 de abril 1 Corintios 15:20-28

sábado, 18 de abril Romanos 10:8-10

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)