Corazón de hombre en pecho de mujer.

December 23, 2019

     Betsy Smith vivía pendiente de una seria advertencia. “Si usted queda embarazada -le había dicho el médico- temo que ese corazón trasplantado que lleva no resista el esfuerzo”.

     Pero Betsy quería un hijo, y quedó embarazada. Ahí empezó la angustiosa espera. Doble angustia: la del embarazo mismo, y la de llevar en el pecho, no su propio corazón, sino el de un hombre muerto en un accidente automovilístico. El trasplante se lo habían hecho 4 años atrás.

     Pero Betsy pasó todo el embarazo sin complicaciones, y a los 23 años de edad dio a luz con toda normalidad. “El corazón masculino sufrió las mismas modificaciones que el de una mujer”, anunció la parte médica después del feliz alumbramiento.

     Amigo, he aquí una noticia que merece comentario aparte. En primer lugar, señalar de nuevo el tremendo éxito que están teniendo los trasplantes de corazón. Segundo, ver que un corazón de hombre puede muy bien funcionar en un pecho femenino y  viceversa. En tercer lugar, comprobar cómo, bajo la tremenda crisis física, emocional y espiritual que es un alumbramiento, el corazón de un hombre experimenta las mismas modificaciones que el corazón femenino.

     ¿No está señalando esto la unidad esencial de los dos sexos? La Biblia nos dice que Adán fue creado primero; después, la mujer. Dios creó al hombre, al ser humano, perfecto en todos sus órganos. Y después de haber creado al hombre, tomando una parte de su pecho, hizo a la mujer, su compañera idónea.

     Y aunque a veces se notan grandes diferencias entre mujer y hombre, y aunque haya grandes desavenencias entre marido y mujer, y aunque haya en  el mundo una batalla, más verbal que otra cosa, entre machistas y feministas, la unidad esencial de ambos sexos sigue lo mismo.

     “En Cristo Jesús -dice la Biblia- no hay varón ni mujer”. Habiendo salido ambos de la misma mano creadora, y pudiendo ambos nacer de nuevo espiritualmente en Cristo, hombre y mujer, esposo y esposa, pueden ser un solo cuerpo, una sola alma y un solo espíritu, para intensa felicidad de ellos mismos, y gloria de Jesucristo.

     Su nuevo nacimiento espera tan solo su acción humilde de arrepentimiento ante Dios.

 

 

Lecturas:

 

domingo, 15 de diciembre                     Proverbios 4:20-27           

lunes, 16 de diciembre                           Jeremías 17:9-10

martes, 17 de diciembre                         1 Pedro 3:1-7

miércoles, 18 de diciembre                    Salmos 20:1-5

jueves, 19 de diciembre                         Jeremías 29:11-14

viernes, 20 de diciembre                        Salmos 51:10-14

sábado,21 de diciembre                         Mateo 22:34-40

Please reload

Featured Posts

Es el Dios de los ejércitos en quien yo confiaré,

Y con címbalos de gozo al Señor ensalzaré;

Él despide los relámpagos, mas nunca temeré,

Él es mi protec...

¡Gloria, Gloria, Aleluya!

March 28, 2020

1/9
Please reload

Recent Posts

March 28, 2020

March 25, 2020

March 17, 2020

March 17, 2020

Please reload

Archive