November 19, 2019

November 12, 2019

November 12, 2019

November 12, 2019

November 11, 2019

November 11, 2019

Please reload

Recent Posts

“El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este...

Cuando Es Mejor Un Segundo Lugar

November 19, 2019

1/8
Please reload

Featured Posts

Diamantes Sobre Un Manto Obscuro

October 28, 2019

“Y le dijo: De cierto, de cierto te digo que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio”.

Evangelio según San Juan 3:11

 

   Durante la semana pasada tuve la oportunidad de escuchar al pastor Steven Lawson narrar una experiencia suya mientras visitaba una joyería. Decía que el vendedor le estaba mostrando una prenda con unos diamantes. De repente, el vendedor colocó la misma prenda con diamantes sobre un manto de terciopelo color negro. El efecto visual fue tan impactante, que Lawson comentó que fue como si los diamantes comenzaran a desplegar su brillo, tal como si fueran luces encendidas en la obscuridad.

      Pensaba en esta experiencia narrada por Lawson, mientras estudiaba el texto de Juan 3:9-15. ¿Por qué razón? Porque en el diálogo de Jesús con Nicodemo se nos presenta una de las exposiciones más contundentes sobre el mensaje de la gracia de Dios, revelada en la persona y obra de nuestro Señor Jesucristo. Veamos. El diálogo entre Jesús y Nicodemo nos plantea la interrogante más trascendental que pueda plantearse el ser humano. Ésta era: ¿Qué debemos hacer para entrar en el reino de los cielos? La respuesta de Jesús representa el diamante de mayor esplendor jamás imaginado.

     En esencia, ésta era: Que aquello que para el ser humano es imposible, (salvarse por su propio esfuerzo), Dios lo hace posible de manera inmerecida, gratuita e irrevocable. Para que esa verdad de Dios pueda ser debidamente apreciada es necesario exponerla sobre el manto obscuro de nuestra incapacidad. Es esa la razón por la que Jesús confronta a Nicodemo. Éste llega hasta donde Jesús utilizando un verbo que describe muy bien la opinión que tenía con respecto a sí mismo y con respecto a los fariseos en general. ¿Cuál es este verbo? El verbo es sabemos. Luego, Jesús le habla a Nicodemo sobre el nuevo nacimiento y sobre la manera en que éste se realiza sin intervención nuestra. Ante la incapacidad de Nicodemo para captar esta gran verdad, Jesús le responde: “¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?” De esta manera, Jesús exponía la incapacidad de Nicodemo como un manto obscuro, sobre el cual colocaría los diamantes del mensaje de la gracia de Dios. Pienso que a nosotros también nos hace falta ver a Cristo como ese diamante que brilla sobre la obscuridad de nuestros inútiles esfuerzos por ganar su favor. ¡Que así nos ayude Dios! a

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags