November 19, 2019

November 12, 2019

November 12, 2019

November 12, 2019

November 11, 2019

November 11, 2019

Please reload

Recent Posts

“El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este...

Cuando Es Mejor Un Segundo Lugar

November 19, 2019

1/8
Please reload

Featured Posts

El Señor Está En Su Santo Templo

October 14, 2019

“Mas Jehová está en su santo templo; calle delante de Él toda la tierra.”

Libro del profeta Habacuc 2:20

                                   

     Recuerdo que en la congregación donde pasé mi niñez y juventud, se celebraba la Escuela Bíblica Dominical, seguido del Servicio de Adoración. Había un breve período entre ambos, que brindaba la oportunidad de acomodarse en el santuario antes de comenzar el Servicio de Adoración. Como las personas se acostumbraban a platicar, una vez entraban al santuario, uno de los ancianos de la congregación se paraba en el púlpito y decía con autoridad: “El Señor está en su santo templo”. A esto, la congregación contestaba: “Calle delante de Él toda la tierra”. Recuerdo muy bien que este anciano, sencillamente, no era el favorito de la congregación. Lamentablemente, la imagen que generaba era la del maestro de escuela o la del guardia que velaba por el orden.

     Pensaba en él mientras examinaba el texto de Juan 2:13-22. Allí se nos narra el momento en el que Jesús expulsó a los que habían convertido el templo del Señor en una casa de mercado. Ciertamente, este pasaje está repleto de profundas lecciones para la Iglesia del Señor. Una de ellas tiene que ver con la reverencia y el orden que debemos guardar en el templo, los cuales han sido establecidos por Dios. Nos parece adecuado observar un par de versículos que nos ayudan a comprender la acción del Maestro. Uno de ellos está en el libro de los Salmos 69:9, que lee así: “porque me consumió el celo de tu casa;”. El otro versículo está en el libro del profeta Habacuc 2:20 y lee de la siguiente manera: “Mas Jehová está en su santo templo; calle delante de Él toda la tierra”.

     Volviendo a lo que se nos narra en el capítulo 2 de Juan, versos del 13-22, Jesús tuvo serias razones para poner orden en el templo del Señor. Las autoridades judías, que tenían la responsabilidad de velar por el orden, la reverencia y la santidad del templo de Dios; habían convertido el atrio que estaba reservado para los gentiles en un lugar para hacer comercio. Éste comercio generaba aproximadamente unos 285,000 denarios; es decir 285,000 veces el salario diario de un jornalero. Con toda razón Jesús volcó las mesas de los que cambiaban las monedas extranjeras por las que se permitían usar y expulsó del templo tanto a los que vendían animales para los sacrificios, como a los animales mismos. Sencillamente, ese día Jesús impuso el orden necesario en aquel espacio del templo del Señor. ¿Será necesario que hoy se nos recuerde que el Señor está en su santo templo? Hoy, doy gracias a Dios por aquel anciano fiel que domingo tras domingo nos lo recordaba. ¡Que Dios nos ayude!

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags