January 13, 2020

January 7, 2020

December 30, 2019

December 30, 2019

Please reload

Recent Posts

            “Jesús le contestó: Déjalo así por ahora, pues es conveniente que cumplamos todo lo que es justo ante Dios.”...

Lo Que Realmante Nos Conviene

January 13, 2020

1/8
Please reload

Featured Posts

¿Fue y vio?

October 1, 2019

      “Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí en adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre”.

 

Evangelio según San Juan 1:51

 

            Como ustedes recordarán, la lectura del evangelio según San Juan para la semana pasada comprendía los versículos 45 y 46 del primer capítulo. Allí se nos narra el testimonio que Felipe le dio a Natanael, dejándole saber que habían hallado a Aquél de quien Moisés y los profetas habían escrito y añadió diciendo que éste era Jesús, el hijo de José, de Nazaret. Cuando Natanael le responde con escepticismo, amparado en la imposibilidad de que Nazaret pudiera producir algo bueno; entonces Felipe, en lugar de entrar en argumentos con él, sencillamente le responde: “Ven y ve”.

                El resto de la historia la encontramos en los versículos del 47 hasta el 51. Conviene, entonces, preguntarnos si acaso Natanael fue y vio. Según el versículo 47 Jesús vio a Natanael cuando éste se le acercaba. Así, que podemos decir que ciertamente Natanael fue; aunque sabemos que Dios utilizó a Felipe para que lo llamara. Pero más aún, descubriremos más adelante, según los versículos 47 y 48 que el Señor ya le conocía y le había visto. Estas dos acciones de origen divino nos ayudan a comprender que aún cuando el texto nos dice literalmente, que Natanael se “acercaba” a Jesús; la realidad es que éste era conocido ya, y había sido visto previamente por el Señor. Podemos concluir que, ciertamente, Natanael fue, pero sólo en virtud de haber sido visto y conocido por Dios.

                Ahora bien, ¿podemos decir que Natanael vio? La respuesta debe ser un categórico sí. Pero, ¿qué vio? Según el versículo 49, vio en Jesús al “Rabí” o “su gran Maestro”. Vio al Hijo de Dios y vio al Rey de Israel. Ciertamente, el impacto provocado por el conocimiento previo que Jesús demostró tener con respecto a este discípulo suyo, le ayudó a ver en Jesús, tanto al gran Maestro, el Hijo de Dios y al Rey de Israel. Sin embargo, el propio Jesús le deja saber que aún no ha logrado ver todo lo que Dios tenía preparado para mostrarle. A la luz de esto, podemos decir que Natanael vio, pero al momento de su llamamiento, sólo vio un poco. Eventualmente, su capacidad visual se ampliaría de maneras extraordinarias. Y, usted, ¿puede decir que fue y vio?

 

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags