December 9, 2019

December 9, 2019

December 3, 2019

November 25, 2019

Please reload

Recent Posts

                Muestra A Cristo

Prepara, oh Dios, mi corazón para recibir.

Rompe el duro suelo en mí, ayúdame a creer.

Tu...

ORACIÓN CONGREGACIONAL CANTADA:

December 9, 2019

1/8
Please reload

Featured Posts

Absolutamente Indispensable

July 29, 2019

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”

2da Epístola a Timoteo 3:16-17

                                    

     Un caballero encontró en cierta ocasión a un muchacho sin hogar, que dormía en una de las calles de Londres. Le llamó la atención el hecho de ver que el chico descansaba su cabeza sobre un libro. El hombre despertó cuidadosamente al chico y comenzó a hacerle algunas preguntas. En el diálogo descubrió que el muchachito era un huérfano que había llegado recientemente a la ciudad en busca de trabajo y que el libro sobre el cual descansaba su cabeza era una Biblia, que su difunta madre le había regalado y, la cual leía todos los días. Aquél era un tiempo en el que escaseaban las Biblias, así que el transeúnte decidió poner a prueba al jovencito. Le ofreció una cantidad de dinero por la Biblia, oferta que el chico rechazó. Luego aumentó la oferta, teniendo la misma respuesta. Conmovido por el amor que aquel jovencito mostró por el Libro Sagrado, el caballero decidió adoptar al pequeño y costearle toda su educación.

     En la mañana de hoy cerramos un extenso período de sermones basados en las preguntas del Catecismo Mayor de Westminster. Como cuestión de hecho, hoy no tenemos ninguna pregunta que nos sirva como punto de partida para el sermón. Sin embargo, hemos decidido cerrar este largo ciclo enfatizando la importancia que tiene para la iglesia, en la Tradición Reformada, el estudio de los Catecismos y las Confesiones. Ante la posible pregunta relacionada al por qué utilizarlos, quisiéramos resumirlo así: Los Credos, Catecismos y Confesiones no pretenden suplantar ni complementar las Sagradas Escrituras, sino que tienen como fin guiarnos a un estudio más serio de la Palabra de Dios.   

     Confiamos en Dios que este período de estudio del Catecismo Mayor haya servido para estimular un mayor aprecio, una mayor hambre y sed por una lectura cada vez más seria y comprometida de la Palabra de Dios. Porque como ella dice de sí misma: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. Que venga a ser para la iglesia un elemento absolutamente indispensable.

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags