Concepto de alabanza

July 22, 2019

     Un pastor de Judea llegó cierta mañana a la entrada del redil de sus ovejas y las encontró ansiosas por salir. Era un corral sencillo cercado con un montón de piedras con algunos palos atravesados que hacían de puerta. El pastor quitó el primer palo y la más audaz de las ovejas brincó y salió. El pastor quitó el segundo palo y las otras ovejas brincaron a la misma altura que la primera. El pastor terminó de quitar todos los palos pero las ovejas siguieron brincando, sólo porque la primera y la segunda lo habían hecho.

     Esta psicología humana domina nuestra cultura. Todo el mundo está haciendo lo que todo el mundo hace. Nadie observa lo que está al frente suyo o al derredor. Es preciso que uno tenga dominio propio y realice conscientemente lo que precisa ser hecho y no meramente lo que otros hacen. En la vida espiritual es fundamental que entendamos lo que estamos haciendo. No debemos hacer ciertas cosas sólo porque otras personas las están practicando. En el caso de la alabanza es preciso que entendamos su sentido bíblico y que la practiquemos como debe ser practicada, porque es así como Dios lo quiere.

     La palabra griega para alabanza es aineo, que significa “bendecir, engrandecer”. La idea expresa reconocimiento de atributos o cualidades. De lo que se infiere que la alabanza es el reconocimiento de los atributos y cualidades de Dios.

     El léxico del griego de Thayer comenta sobre 1 Corintios 14:15 en relación con la alabanza: “Cantaré loores al Dios de verdad, con toda mi alma agitada y movida por el Espíritu Santo, pero también seguiré la razón como mi guía, de manera que el canto pueda ser comprendido tanto por mí mismo como por los oyentes”. La idea original es que el que alaba fue tocado o motivado por el Señor. Siendo así, tenemos que cuidar de no forzar o fabricar situaciones para alabar al Señor. Cuando la iniciativa de alabar es manipulada puede llevarnos a otros resultados ajenos a la alabanza.     

 

 

Lecturas:

 

domingo, 21 de julio                      Romanos 15:22-33

lunes, 22 de julio                           Daniel 9:4-19

martes, 23 de julio                        Filipenses 4:1-9

miércoles, 24 de julio                  2 Crónicas 14:9-15

jueves, 25 de julio                       Efesios 3:13-21

viernes, 26 de julio                     2 Crónicas 20:5-12

sábado, 27 de julio                    Apocalipsis 22:6-20

Please reload

Featured Posts

 “Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron len...

Reportande desde Pentecostés

June 1, 2020

1/9
Please reload

Recent Posts

May 25, 2020

Please reload

Archive