Deje la luz encendida

Al final de un anuncio para una cadena de moteles, una voz decía con un tono que inspiraba confianza y tranquilidad: “Dejaremos la luz encendida para usted”. Mi madre solía decir lo mismo. A veces yo trabajaba hasta muy tarde en la fábrica, o llegaba tarde a casa de la universidad. No importa a qué hora llegaba a casa, la luz de la puerta estaba encendida. Su cálido resplandor parecía decirme: “Aquí es donde perteneces. Alguien te quiere y te espera aquí. Estás en casa”.

Una noche la luz de la puerta no se hallaba encendida. Recuerdo mis sentimientos: “¿Estarían mis padres enfadados conmigo? ¿Habría hecho yo algo que estuviera mal? ¿Es que ya no era bienvenido?” La explicación era sencilla: la bombilla se había fundido. Todo lo demás estaba bien.

Jesús es la luz verdadera, pero nosotros sus discípulos reflejamos Su luz. Nuestro caminar fiel en obediencia es como una luz del amor y de la verdad de Dios. Nuestro testimonio es como una luz que traspasa las frías tinieblas de este mundo. Somos como una luz a la puerta de la casa atrayendo incrédulos a Jesús, asegurándoles que alguien les ama y les espera para darles la bienvenida al hogar.

Tengamos, pues, siempre nuestra luz encendida.


Lecturas:


domingo, 14 de julio Isaías 9:1-7

lunes, 15 de julio Juan 1:5-13

martes, 16 de julio Juan 8:12-20

miércoles, 17 de julio Salmos 36:5-12

jueves, 18 de julio 1 Juan 1:5-10

viernes, 19 de julio Efesios 5:13-20

sábado, 20 de julio 1 Juan 2:7-17

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)