Alabado El Gran Manantial

¡Alabado el gran manantial que de sangre, Dios nos mostró!

¡Alabado el Rey que murió! Su pasión nos libra del mal;

Lejos de redil de mi Dueño vime pecador, perdido y vil.

El Cordero sangre vertió, me limpia sólo este raudal.


Coro: Sé que sólo en ti me emblanqueceré;

Lávame en tu sangre, Jesús,

Y nívea blancura tendré.


La punzante insignia llevó, en la cruz dejó de vivir;

Grandes males quiso sufrir, no en vano empero sufrió;

Al gran manantial conducido, que de mi maldad ha sido fin,

“Lávame” le pude decir y nívea blancura me dio.


Padre, de ti lejos vagué, extravióse mi corazón;

Como grana mis culpas son, no con agua limpio seré;

A tu fuente magna acudí, tu promesa creo, oh Jesús,

La eficaz virtud de tu don, la nívea blancura me dé.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)