November 12, 2019

November 12, 2019

November 12, 2019

November 11, 2019

November 11, 2019

November 11, 2019

November 4, 2019

Please reload

Recent Posts

“Pero que los muertos resucitan lo dio a entender Moisés mismo en el pasaje de la zarza, pues llama al Señor ‘el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob’...

Dios De Los Vivos.

November 12, 2019

1/8
Please reload

Featured Posts

Mucho Mejor

April 22, 2019

“Pero ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre; a mi Dios y a vuestro Dios.”

Evangelio según San Juan 20:17b

                                   

     El Dr. D. James Kennedy compartió una forma de transmitir noticias que resultan ser mucho mejores que las que las personas pueden esperar o imaginarse, sin decirles que están equivocados. En una presentación del evangelio que él diseñó, antes de compartir las Buenas Noticias, se les hace saber a las personas que lo que ellas pensaban que era bueno puede convertirse en algo mucho mejor, creando así una gran expectativa.

    El relato de la primera aparición del Jesús resucitado, según Juan nos lo narra, presenta a María Magdalena lamentando lo que ella pensaba que era el hurto del cuerpo de su Maestro. Mientras lloraba fue testigo de la aparición de dos ángeles, cuya presencia no fue suficiente para hacerla reaccionar. Fue entonces cuando el propio Jesús se le aparece, y tras llamarla por su nombre, entonces logra reconocerle como su “Raboni” o Maestro.

     Las expectativas de la Magdalena eran encontrar el cuerpo de su Señor. Eso, para ella, sería una buena noticia. Ahora bien, encontrarse con Jesús resucitado sería, sin lugar a dudas, una noticia mucho mejor. Sin embargo, esto no era suficiente. Curiosamente, la mejor noticia no era el encuentro con el Resucitado. Según el texto bíblico, Jesús reaccionó con firmeza al intento de María Magdalena de aferrarse a Él y retenerlo. Lo que el Señor le dijo literalmente fue: “Suéltame, porque todavía no he subido a mi Padre, pero vé a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.” Evidentemente la acción de María Magdalena demuestra la alegría propia de una persona agradecida que, al ver al que pensaba que estaba muerto, no quiere desprenderse de Él. Por otro lado, la noticia que debía transmitir ella ahora, no apuntaba en la dirección de un próximo encuentro con el Resucitado. La noticia era mejor todavía. Jesús iba a ascender para estar con su Padre. Allí habría de interceder por ellos y por nosotros. Eso sería realmente mucho, pero que mucho mejor.

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags