AFIRMACIÓN DE LA FE DE LA IGLESIA:

January 22, 2019

Nuestro Señor Jesús, la noche en que fue traicionado, instituyó el sacramento de su cuerpo y sangre, llamado la Santa Cena.

 

Este sacramento debe ser observado en su Iglesia hasta el fin del mundo con el propósito de conmemorar perpetuamente el sacrificio de Sí mismo en su muerte, para sellar en los verdaderos creyentes todos los beneficios de la misma,

 

Para su nutrición espiritual y crecimiento en Él, para mayor compromiso en y hacia todas las obligaciones que a Él le deben,

 

Y para ser un lazo y una garantía de su comunión con Él, y de los unos con los otros, como miembros de su cuerpo místico.

 

En este sacramento, Cristo no es ofrecido a su Padre, ni se hace un sacrificio real por la remisión de pecados de los vivos o de los muertos.

 

Es solamente una conmemoración de aquel único ofrecimiento de Sí mismo y por Sí mismo en la cruz, una sola vez para siempre, y es una ofrenda espiritual a Dios de la mayor alabanza posible por tal sacrificio.

 

                          (La Confesión de Fe de Westminster, capítulo XXIX)

Please reload

Featured Posts

 “Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron len...

Reportande desde Pentecostés

June 1, 2020

1/9
Please reload

Recent Posts

May 25, 2020

Please reload

Archive