December 9, 2019

December 9, 2019

December 3, 2019

November 25, 2019

Please reload

Recent Posts

                Muestra A Cristo

Prepara, oh Dios, mi corazón para recibir.

Rompe el duro suelo en mí, ayúdame a creer.

Tu...

ORACIÓN CONGREGACIONAL CANTADA:

December 9, 2019

1/8
Please reload

Featured Posts

Alguien Tiene Que Hacerlo.

December 10, 2018

 “Como está escrito en el libro de las palabras del profeta Isaías, que dice: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor; enderezad sus sendas.”

 

 

Evangelio según San Lucas 3:4

                                   

     La fiesta a bordo del barco estaba en su apogeo. El capitán y la tripulación daban discursos, y los invitados disfrutaban del viaje que duraba una semana. Sentado en la mesa principal estaba un caballero de setenta y cinco años que, algo abochornado, hacía lo mejor que podía para aceptar el elogio que se le prodigaba.

     Temprano esa mañana, antes del barco zarpar, una joven había caído por la borda, y en pocos segundos este anciano estaba en las aguas frías y oscuras, al lado de ella. Rescataron a la mujer, y el anciano se convirtió en un héroe en un instante. Cuando por fin llegó el momento para que el valiente pasajero hablara, todo el salón quedó en profundo silencio mientras él se levantaba de su silla. Se acercó al micrófono, y en lo que probablemente fue el discurso más corto de un héroe jamás pronunciado, dijo estas conmovedoras palabras: “Sólo quiero saber una cosa: ¿Quién fue el que me empujó?”

     Las páginas de las Sagradas Escrituras están saturadas de historias en las cuales se presenta una tarea importante por realizar, pero, también se nos presenta a alguna persona que responde para asumir el reto planteado por la situación de crisis. Lejos de pretender convertir en héroes a cualquiera de estas personas, las Sagradas Escrituras destacan un sólo protagonista: Dios mismo. Lo que en realidad sucede es que “alguien tiene que hacerlo”. Las distintas situaciones de crisis enfrentadas por el pueblo de Dios, siempre han requerido de alguien que asuma un rol determinante. Sólo por mencionar a algunos, tenemos al Noé, Abraham, José, Moisés, Josué, Sansón, Esther, Samuel, David, Salomón, Isaías, Jeremías, Jonás, María y José, entre tantos otros. Las primeras páginas del evangelio según San Lucas nos presentan una figura, designada por Dios desde su concepción, que también asumió su rol dentro del perfecto plan de Dios: Juan, el bautista. Éste sería el precursor del Mesías esperado. Pero también sería el encargado de estremecer el “estatus quo” en el que se encontraban tanto las autoridades políticas como las autoridades religiosas de su tiempo. La tarea no sería fácil y, mucho menos simpática. De hecho, lo costaría su propia vida. Sin embargo, respondiendo al irresistible llamado de Dios, la realizó porque alguien tenía que hacerlo.

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags