November 19, 2019

November 12, 2019

November 12, 2019

November 12, 2019

November 11, 2019

November 11, 2019

Please reload

Recent Posts

“El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este...

Cuando Es Mejor Un Segundo Lugar

November 19, 2019

1/8
Please reload

Featured Posts

Ordenados por Él.

October 29, 2018

 

 

 

“Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre de Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;” “Y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de Mí”.

 

Evangelio según San Mateo 28:19;

1ra Carta a los Corintios 11:24

                                          

     Comparto con ustedes una experiencia que vivimos mientras servíamos en una congregación en el sur de California. Esta era una congregación integrada, en su mayoría, por personas provenientes de México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Una tarde, mientras celebrábamos un evento social, mi esposa llamó a nuestra hija mayor, que en aquel entonces debía tener unos 4 años. Desde el otro lado del salón, llamado: “Fellowship Hall”, nuestra hija Shaira le contestó a voz en cuello: “¿Qué es, mami?” Inmediatamente, entonces, una miembro de la congregación de origen mexicano la reprendió, diciéndole: “A mamá no se le contesta así. Cuando ella te llame, tienes que contestar: ¡Mande!” 

     No está de más decir que Shaira la miró con cara de total asombro, pues era la primera vez que alguien la corregía por haber contestado “incorrectamente” al llamado de su mamá. Compartiendo con hermanos provenientes de México y Centroamérica, aprendí que el modo apropiado de responder al llamado de sus padres y de otras personas mayores o consideradas superiores en responsabilidad, según sus costumbres, es: “mande” o “¿qué manda?”  

     Examinando la pregunta y la respuesta del Catecismo Mayor para el día de hoy, recordé esa experiencia. La pregunta es: ¿Cuántos sacramentos ha instituido Cristo en su Iglesia bajo el Nuevo Testamento? La respuesta es: Bajo el Nuevo Testamento Cristo ha instituido solamente dos sacramentos en su Iglesia: el Bautismo y la Santa Cena. En nuestra reflexión, invitamos a fijar nuestra atención no sólo en la cantidad de sacramentos y en cuáles son estos sino en la razón para que sea así. A saber, que Cristo mismo los instituyó. Habiéndolos instituido, ordenó que los mismos se celebrasen en la vida de la Iglesia hasta que Él venga. Pienso que además del elemento cultural de no estar acostumbrados a recibir órdenes, está nuestra resistencia natural a cuestionar cualquier autoridad, así sea el Señor mismo. ¡Que Dios nos ayude a obedecerle!

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags