De Negativo a Positivo

July 3, 2018

 

“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no es indecoroso, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo soporta.”

 

 1ra Epístola a los Corintios 13:4-7

                                        

     Una mujer llamó por teléfono a las oficinas de la Defensa Civil. Allí, le transfirieron la llamada a un instructor. “¡Buenos días!”, dijo la señora. “Les estoy llamando para agradecerles por el taller sobre el manejo de emergencias del que pude participar la semana pasada. Hace unos días, me vi en medio de un terrible accidente. Había heridos por todas partes, gente ensangrentada y otras con fracturas en distintas partes del cuerpo. Ciertamente, aquello era algo muy impresionante. Pero, gracias a ustedes, supe qué hacer ante todo aquello. Busqué donde sentarme, respiré profundamente varias veces, metí me cabeza entre mis rodillas y me pude tranquilizar, hasta que llegaron las ambulancias”.

     En el capítulo siete del tercer volumen de la Institución de la Religión Cristiana, Juan Calvino dice: “Porque la peste más perjudicial y que más arruina a los hombres es la complacencia en sí mismos y no hacer más que lo que a cada uno le place”. El décimo mandamiento prohíbe toda forma de codicia con respecto a nuestro prójimo. Por otro lado, entre los deberes que se exigen, se encuentra: “una actitud caritativa, de la totalidad del alma hacia nuestros prójimos, como también que todas nuestras motivaciones y deseos interiores respecto al prójimo tiendan a y promuevan todo aquel bien que le corresponde”.

     El pasaje del capítulo 13 de la primera Carta del apóstol San Pablo a los Corintios, versículos 4 al 7 nos presentan una alternativa distinta con respecto al prójimo. En medio de una congregación caracterizada por las luchas por intereses particulares, Pablo les reprende con una combinación de consejos que invitan tanto a dejar de hacer lo incorrecto, pero también a cambiar las actitudes negativas por unas de orden positivo. En pocas palabras, la solución no consiste sólo en no hacer daño, sino en buscar hacerle bien al prójimo.

 

Please reload

Featured Posts

“Aquél respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu próji...

Un Mandamiento, Varias Vías.

June 28, 2020

1/8
Please reload

Recent Posts

June 16, 2020

June 16, 2020

Please reload

Archive