INVITACIÓN A LA CONFESIÓN DE PECADOS:

Min.: Acerquémonos con humildad y reverencia al santo y único Dios, para afirmar nuestra fe y confianza en Él, conforme a las verdades contenidas en su Santa Palabra y a la herencia de fe que nos ha dejado. Vengamos confiadamente y confesemos nuestros pecados así:


CONFESIÓN COMUNAL DE NUESTROS PECADOS:


Todos: Buen Padre nuestro, sabemos que eres el único Dios vivo y verdadero, que eres infinito en tu ser y perfección, que haces todas las cosas de acuerdo al consejo de tu propia, incambiable y justísima voluntad, y para tu propia gloria.

Reconocemos que eres sumamente amoroso, dadivoso, compasivo, paciente, abundante en bondad y verdad, perdonador de la iniquidad, la transgresión y el pecado, galardonador de todos los que, guiados por tu mano, te buscan con empeño.

No obstante, también sabemos que eres sumamente justo y terrible en tus juicios, que aborreces todo pecado y que de ninguna manera darás por inocente al culpable.

Por tal razón, tu pueblo aquí reunido, viene a confesarte su falta de reconocimiento de que todo fue creado por Ti y que todo te pertenece. Venimos a confesarte que frecuentemente olvidamos que nada trajimos a este mundo y que nada nos llevaremos de él.

Perdónanos por haber vivido para nuestros propios intereses. Perdónanos por habernos apropiado de todo lo que nos prestas, olvidando que te pertenece. Por los méritos de Jesús te lo imploramos.


Ministro: “Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven”.

Todos: “Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos”.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)