February 19, 2020

February 19, 2020

February 10, 2020

February 3, 2020

Please reload

Recent Posts

Tiempo de oración y   reflexión en preparación a la Semana Mayor.

Ven a adorar y a participar del sacramento de la Comunión.

¿Cuándo?  miércoles,...

Miércoles de Ceniza

February 19, 2020

1/8
Please reload

Featured Posts

La Señal Del Cinturón Ha Sido Encendida

May 29, 2018

 

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?”

 

                                                                              Primera Carta a los Corintios 6:19

                                        

     Para todos los que han tenido la oportunidad de viajar alguna vez en un avión, seguramente les parecerá familiar la siguiente expresión: “La señal del cinturón ha sido encendida”. Cada vez que esto ocurre, los pasajeros deberán abrocharse sus cinturones en espera de que pase alguna turbulencia. Esto, en el mejor de los casos, pues si el evento fuese mucho más serio, los pasajeros deberían estar preparados para algo peor.

     Pensé en esto mientras viajaba este pasado fin de semana para participar de la reunión de nuestro Presbiterio. En un momento dado se escuchó, por las bocinas, ese aviso de parte de la tripulación del avión. Meditaba en el texto de la Primera Carta a los Corintios y sobre el título del sermón para el día de hoy, y dije: “Ése debe ser un buen título”. Veamos por qué.

     Las congregaciones que regularmente utilizamos el leccionario común, no nos topamos con ciertos temas a la hora de exponer la Palabra de Dios. Sin embargo, dado el hecho de que hemos optado por apartarnos del leccionario y seguir las preguntas del Catecismo Mayor de Westminster, hemos tenido que atender temas de mucha actualidad y pertinencia para todos. Uno de ellos es el del mandamiento que prohíbe el adulterio, con todas sus ramificaciones. Esto, nos provee la oportunidad para exponer cuál es la posición bíblica y reformada en torno a temas muy delicados y que nos atañen a todos. Los que atenderemos hoy están relacionados esencialmente a la sexualidad humana. Sí, hoy tocaremos un tema del que muchos, como un mecanismo de defensa, han optado por colocar en un espacio en el que alegadamente nadie tiene licencia para entrar. Dios, por medio de su Palabra, sí tiene autoridad para penetrar esos espacios. Es como si nos dijeran: “La señal del cinturón ha sido encendida”.

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags