EL CULTO EN LA ACERA

Siendo un niño, cuando empecé a asistir a un templo evangélico, me resultaba difícil entender por qué la gente, al terminar el culto, formaba corillos fuera del templo y permanecía charlando como si no quisiera alejarse del lugar. Con el conocimiento de la Palabra he ido entendiendo el porqué; al salir de adorar hay un espíritu de compañerismo, de fraternidad, que es necesario manifestar. La gente siente necesidad de charlar, de intercambiar impresiones, de saber más de los que son hermanos en Cristo. Se pregunta por la salud, por el trabajo, por los familiares. Se saluda a los asistentes al culto, se muestra aprecio a los que habían estado ausentes. El afecto se desborda y busca su cauce.


A un observador extraño esta práctica le parece rara, extraña. Tal vez una pérdida de tiempo. No hay tal. Tal vez los temas de conversación pueden ser insulsos, pero no la motivación interna, que es espiritual, como espiritual es el amor.


Un pastor, en tono de broma, en ocasiones decía: “Hemos terminado el culto en el templo. Ahora seguimos con el culto en la acera.” Era broma, pero es verdad.


La adoración al Dios de amor es la base para la expresión de amor fraternal con los demás en la iglesia.


Lecturas

domingo, 27 de agosto Éxodo 20: 1-17

lunes, 28 de agosto Salmos 45: 10-15

martes, 29 de agosto Apocalipsis 15:1-8

miércoles, 30 de agosto Éxodo 34: 11-16

jueves, 31 de agosto Jeremías 7: 15-34

viernes, 1ro de septiembre 1 Corintios 10: 14-22

sábado, 2 de septiembre Deuteronomio 5: 22-33

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)