December 9, 2019

December 9, 2019

December 3, 2019

November 25, 2019

Please reload

Recent Posts

                Muestra A Cristo

Prepara, oh Dios, mi corazón para recibir.

Rompe el duro suelo en mí, ayúdame a creer.

Tu...

ORACIÓN CONGREGACIONAL CANTADA:

December 9, 2019

1/8
Please reload

Featured Posts

No Está En Venta.

August 21, 2017

“A todos los sedientos: Venid a las aguas; y a los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.”

                                                                                              Libro del profeta Isaías 55:1

 

           Güito era el apodo de un vecino nuestro en Aguadilla. Él era todo un personaje. Ciertamente, era muy difícil tomarlo en serio. Recuerdo que en cierta ocasión decidió ponerle un rótulo de “se vende” a su casa. Alguien, que pasaba por allí, detuvo la marcha de su vehículo para preguntarle cuánto pedía por la casa. Güito le contestó: “La casa no está en venta”. Asombrado, el otro hombre le preguntó: “¿Por qué le puso ese rótulo a la casa?” Entonces, Güito, con su cara de lechuga fresca del país, le dijo: “¿Ah, el se vende? Esta casa es mía, y yo le puedo poner el rótulo que quiera”. El otro hombre se sonrió y siguió su camino.

          Luego, le pregunté a Güito: “¿Por qué usted hizo esto?” Él me contestó: “La verdad es que una vez pensé vendar la casa, pero después María Luisa (su esposa) me convenció de que no debía venderla. Entonces, decidí dejarle el rótulo para saber cuánto interés podía tener la gente en comprar mi casa. Éste no es el primero que para a preguntar cuánto pido. Me he convencido de que muchos desearían tener esta casa y que ella vale mucho más de lo que cualquiera pudiera ofrecerme”. Nunca he podido olvidar esta manera tan única de hacer saber a otros que una propiedad no está en venta. 

          Recordé esta experiencia, mientras trabajaba con esta parte de la respuesta a la pregunta del Catecismo Mayor para esta semana. Vi allí la palabra simonía. Resulta que ésta tiene su raíz en la historia narrada por Lucas en el capítulo 8 del libro de Los Hechos, donde se refiere el intento de Simón el mago de hacer negocios con el don del Espíritu Santo concedido a los nuevos creyentes en Samaria. Esta lectura, junto a la del capítulo 55 del libro del profeta Isaías, nos recuerdan que el don de Dios no está en venta. ¡Mucho ojo! Con la gracia salvadora de Dios ni con la adoración a Él se hacen negocios.

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags