February 19, 2020

February 19, 2020

February 10, 2020

February 3, 2020

Please reload

Recent Posts

Tiempo de oración y   reflexión en preparación a la Semana Mayor.

Ven a adorar y a participar del sacramento de la Comunión.

¿Cuándo?  miércoles,...

Miércoles de Ceniza

February 19, 2020

1/8
Please reload

Featured Posts

Un Asunto extraordinariamente Serio

July 31, 2017

“Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra, porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra.”

 

                                                                                                  Libro del profeta Oseas 4:1

 

          A finales del siglo XIX, el obispo Milton Wright de la Iglesia Unida de los Hermanos habló en un colegio en el medio oriente norteamericano. Dirigiéndose a los estudiantes, el obispo declaró pomposamente: “Todas las cosas que pudieran inventarse, ya fueron inventadas”. Más tarde, el presidente del colegio le sugirió al obispo que tal vez pudiera existir aun alguna cosa pendiente de ser inventada. Wright le pidió al presidente que le nombrara una. Éste le contestó: “Yo creo que algún día el hombre construirá una máquina que vuele por el aire”. Wright le contestó: “Esa es la idea más estúpida que jamás oí. Si Dios hubiera querido que el hombre volara, Él nos hubiera puesto alas”.

 

          El obispo Wright tuvo cinco hijos; uno de ellos se llamaba Orville, Wilbur era el nombre de otro. El 17 de diciembre de 1903, ellos probaron a su padre cuán equivocada estuvo su apreciación, cuando construyeron la primera máquina de vuelo del mundo en Kitty Hawk, Carolina del Norte. Cabe destacar que Milton Wright tuvo tiempo para retractarse. Como cuestión de hecho, eventualmente alentó el trabajo de sus hijos y pudo ser testigo de su propia equivocación.

 

          Esta historia me lleva a pensar en un asunto mucho más serio que éste que acabamos de reseñar. Nos referimos al tema de la realidad de la existencia de Dios y su juicio, tanto temporal como eterno. El profeta Oseas nos presenta la seriedad del juicio de Dios, tanto contra aquellos que se niegan a reconocerle, como contra aquellos que se niegan a acatar y a obedecer sus demandas. Nos parece que éste es un asunto extremadamente serio. Nadie puede escaparse de juicio del único Dios verdadero.

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags