November 19, 2019

November 12, 2019

November 12, 2019

November 12, 2019

November 11, 2019

November 11, 2019

Please reload

Recent Posts

“El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este...

Cuando Es Mejor Un Segundo Lugar

November 19, 2019

1/8
Please reload

Featured Posts

Vámonos De Pesca

July 17, 2017

“Y les dijo: Venid en pos de Mí, y os haré pescadores de hombres.”

                                                Evangelio según San Mateo 4:19

 

 

          En el siglo II de nuestra era, existía un célebre enemigo de la cristiandad llamado Celso. Éste, distorsionando una de las expresiones de nuestro Señor, escribió: “Jesucristo vino a este mundo a crear la más horrible y asquerosa sociedad; porque llama a los pecadores y no a los justos. Por lo tanto, vino a formar un grupo de libertinos, separados de la piedad a nuestros dioses. Es monstruoso pensar que rechazó a los buenos, y llamó a los malos”.

 

          “Es verdad”, dijo Orígenes en su réplica. “Nuestro Señor llamó a todos los pecadores, pero los llamó al arrepentimiento. Juntó a los malos para convertirlos en nuevas criaturas. Nos encontró siendo esclavos y nos convirtió en hombres libres. Éramos lascivos y nos hizo castos, violentos y nos hizo pacificadores, impíos y nos hizo santos”.

 

          Cuando escogió a sus primeros discípulos, no los escogió porque fueran los hombres más piadosos de su tiempo. Como cuestión de hecho, éstos eran hombres comunes y corrientes. En comparación con la elite religiosa de su tiempo, eran considerados como hombres pecadores. Jesús vino a convertirlos en nuevas criaturas. Pero, su trabajo con ellos no termina allí. Mateo nos dice que cuando Jesús los llamó hizo algo más. Les dijo que habría de cambiarles sus oficios. El oficio de éstos era la pesca, pero el Maestro habría de convertirlos en pescadores de hombres. Una vez el Señor ascendiera al cielo, después de su resurrección, ellos serían los encargados de continuar la tarea. Pero, lo harían desde una perspectiva distinta. La “pesca” de Jesús involucraba su capacidad de transformar al pecador en creyente, seguidor y pescador. La de sus discípulos consistiría en compartir con otros lo que Jesús había hecho con ellos. Ese mismo Jesús, hoy nos dice: “Vámonos de pesca”.

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags