El Sacrificio De Una Madre

Una vez una madre inglesa iba por las colinas de Gales del Sur llevando a su hijito. Nunca llegó a su destino porque le cogió una tempestad de nieve. Perdió el camino. Los que salieron en busca de ellos, encontraron a la madre casi sin ropa. Cuando levantaron el cuerpo, hallaron debajo de ella el cuerpo del hijo. La madre se había quitado su ropa para envolver al niñito, y para protegerlo mejor, se acostó sobre él. El niño era David Lloyd George, el hombre que llegó a ser el primer ministro de Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial. Fue uno de los estadistas ingleses de más importancia y contribuyó mucho al bien de la humanidad. Él siempre se acordaba de que el sacrificio de su madre le había salvado la vida, y de que se había salvado para hacer algo especial en este mundo.

La salvación nuestra resultó del sacrificio de uno que nos amó y dio su vida por nosotros, para que nosotros ahora pudiésemos ser verdaderamente útiles en su santa causa. Lo menos que podemos hacer es vivir una vida de servicio que glorifique el nombre de Dios.

Lecturas

domingo, 15 de mayo Génesis 21:1-7

lunes, 16 de mayo Génesis 35: 16-21

martes, 17 de mayo Mateo 20:20-28

miércoles, 18 de mayo Lucas 1:5-25

jueves, 19 de mayo Lucas 1:46-56

viernes, 20 de mayo Juan 19:25-27

sábado, 21 de mayo Proverbios 22:6

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)