November 12, 2019

November 12, 2019

November 12, 2019

November 11, 2019

November 11, 2019

November 11, 2019

November 4, 2019

Please reload

Recent Posts

“Pero que los muertos resucitan lo dio a entender Moisés mismo en el pasaje de la zarza, pues llama al Señor ‘el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob’...

Dios De Los Vivos.

November 12, 2019

1/8
Please reload

Featured Posts

Siempre Listos

November 27, 2016

 

“Pero el día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.”

 Evangelio según San Mateo 24:36

                                    

Se abrió la puerta de la habitación en el centro hospitalario. Quien entraba era el Pastor de aquella mujer de edad mediana, miembro de su congregación, que se encontraba en espera de un diagnóstico médico. La mujer, entendiendo que su Pastor debía tener alguna información que tal vez a ella no se le había compartido todavía, le preguntó: “Pastor, ¿me voy a morir?” A lo que éste contestó: “Bueno yo me temo que sí.” Y luego de una breve pausa añadió: “Y yo también. De hecho, todos nos vamos a morir algún día.”

 

Entonces la angustiada mujer, respirando profundo y evidentemente aliviada, comentó: “¡Qué susto me ha hecho pasar, Pastor! Por un momento pensé que quería decirme que ya no tengo solución y que la muerte mía era inminente.” A esto, el Pastor le contestó: “La verdad es que nadie puede decir a ciencia cierta cuándo nos vamos a morir. Pero otra cosa muy cierta es que todos nos vamos a morir y que, por consiguiente, es de vital importancia que estemos listos para cuando ese momento nos llegue.” Luego, el ministro compartió con la mujer cómo ella podía estar lista, ya fuera para el momento de su muerte, o para el gran día final.

 

Esta historia arroja suficiente luz sobre una realidad que ha sido motivo de mucha preocupación para un sector del mundo cristiano, desde hace varios siglos. Evidentemente, una preocupación ansiosa por conocer el día de nuestra muerte o el día del regreso de nuestro Señor, demuestra una gran inseguridad y un profundo desasosiego. Lamentablemente, la experiencia nos dice que parecen ser más y más las personas que o viven vidas inquietas por este asunto o ni siquiera les importa el mismo. El Señor ocupó una parte de su ministerio a la enseñanza correcta sobre un asunto tan trascendental como el de nuestro destino eterno, y sobre todo cómo vivir preparados para enfrentar, con seguridad, ese día que nos llegará a todos sin excepción ninguna. Quiera Dios que la confianza en el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo sea el único fundamento para estar Siempre Listos.         

Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags