¡Por Él!

September 25, 2016

 

“Mas por Él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.”

1ra Epístola del apóstol San Pablo a los Corintios 1:30-31

 

 

El Dr. David Swanson, Pastor de la Primera Iglesia Presbiteriana en Orlando (EPC), narró una experiencia que tuvo mientras manejaba su auto fuera del estado de Florida. Según Swanson, el conductor de otro vehículo le hizo corte abrupto justo en frente de su carro, lo cual casi provocó que los dos vehículos chocaran. Un poco más adelante el otro conductor se detuvo justamente en el lugar en el que Swanson debía hacerlo. Así que, cuando Swanson se bajó de su carro, vio venir de frente al otro hombre con una actitud amenazante.

 

Sin embargo, repentinamente el otro hombre cambió su actitud, se volteó, caminó hacia su carro, se montó en él y se fue del lugar sin hacer ningún ruido. De momento, Swanson pensó: “Parece que al verme este hombre se impresionó y decidió marcharse”. Pero, cuando se volteó a mirar hacia atrás se dio cuenta de cuál había sido la razón por la que aquel hombre había decidido marcharse. Resultaba que detrás de Swanson se habían bajado del carro sus dos hijos, (uno de 6’-4” y el otro de 6’-2”), y venían caminando detrás de él. Tal y como le sucedió a Swanson, a muchos de nosotros nos parece que nuestros logros espirituales tienen que ver directamente con nuestras capacidades.

 

Los primeros capítulos de la primera carta del apóstol Pablo a los corintios contienen un mensaje para la iglesia, que entendemos tiene muchísima pertinencia para cada creyente, sin importar el lugar ni la época en la cual vivan. Una de las características de aquella iglesia en Corinto es que estaba dividida en varias facciones. Esto había provocado cierto tipo de orgullo espiritual en el trato de unos con otros. Unos decían: “Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo”. Frente a tal ambiente de competencia espiritual, Pablo les declara contundentemente: “Mas por Él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor” (1ra Corintios 1:30-31). Con ello, nos recuerda y nos aclara a todos que de dónde provienen los recursos de nuestra salud espiritual. Todos, absolutamente todos nos vienen, ¡Por Él! 

Please reload

Featured Posts

“Y soñó: Y he aquí una escalera que estaba apoyada en la tierra, y su extremo tocaba el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían de el...

Un Sueño Revelador

August 11, 2020

1/8
Please reload

Recent Posts

August 11, 2020

August 11, 2020

August 11, 2020

July 28, 2020

Please reload

Archive