ORACIÓN, PREPARÁNDONOS PARA LA MESA DEL SEÑOR:



Min.: Señor y Padre nuestro, agradecidos por el privilegio de congregarnos nuevamente y de participar de tu mesa, nos acercamos a Ti reconociendo nuestro pecar.


Con.: Alza tu mirada sobre nosotros, y danos una nueva y vigoroza comprensión del sacramento pascual.


Min.: Te pedimos perdón si es que no hemos captado espritualmente el profundo significado que la misma encierra.


Con.: Perdónanos por pasar por alto que en este sacramento se afirma el nuevo pacto que nos sella contigo, en una relación única, permanente y santa.


Min.: Perdónanos por olvidar que, en el sacramento, se figura el sacrificio de tu Hijo, como fianza de los beneficios de su muerte para todos los que has elegido.


Con.: Y perdónanos, también, por las veces en las que hemos depositado nuestra confianza en la futilidad de las promesas que podamos haberte hecho.


Min.: Perdónanos, buen Señor, y concédenos renovar tanto nuestra comprensión sobre el significado de tu santa mesa, como nuestro renovado compromiso con los valores de tu reino.


Todos: Por los méritos de Jesús, te lo imploramos. ¡Amén!


( Oportunidad para la confesión personal.)

LA SEGURIDAD DE PERDóN:


Min.: “Así que, por eso es Mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna”.

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Familia