ORACIÓN DE REFLEXIÓN SOBRE LA VIDA DE FE:


Señor: Tú has sido, eres y serás por los siglos de los siglos…


¿Podremos, nosotros simples mortales, entender todos tus planes y tus propósitos?


Señor: Aún así, en tu gran amor y misericordia, te has revelado a nosotros por medio de tu Palabra Escrita y tu Santo Espíritu…


¿Podremos nosotros entender el gran misterio que por tu gracia nos has dado a conocer?


Señor: Te damos las gracias porque, aunque estábamos separados de Ti, como consecuencia de nuestro mortal estado, Tú nos has provisto al Salvador.

¿Podrá, acaso alguna cosa creada separarnos de tu gran e incomparable amor?


Señor: Gracias porque una vez nos demostraste ese amor, nos guías por el camino de la fe.


¿Podrá alguien entender todos los detalles de nuestro caminar en la fe?


Señor: Te damos gracias porque, aunque no podamos entender todos tus planes, aún así nos das:


*Tu gracia que sostiene,

*Tu paz que nos consuela, y

*Tu Espíritu que nos acompaña.


Señor: En el nombre precioso de nuestro buen Salvador te lo imploramos. ¡Amén!


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Familia