ORACIÓN CONGREGACIONAL REFLEXIVA:




Nos reunimos hoy, en virtud de la convocatoria que, en su inmensa gracia, nos vuelve a hacer el único y soberano Dios y Señor de todo lo creado. Vengamos ante Él para orar juntos, de manera reflexiva.

Min.: Buen Padre nuestro, amparados en tus misericordias, que son muchas, nos presentamos ante tu bendita presencia.


Con.: Te rogamos, óyenos.


Min.: Reconociendo la liviandad con la que hemos respondido a tu llamado, te pedimos que perdones tan irreverente respuesta.


Con.: Te rogamos, óyenos.


Min.: Hoy, reconocemos haber colocado: familia, trabajo y otros intereses, en el lugar que debiste ocupar solamente Tú.


Con.: Te rogamos, óyenos.


Min.: Perdónanos por la pretensión de negociar respuestas a medias, en lugar de entregarte todo lo que somos.


Con.: Te rogamos, óyenos.


Min.: En una ocasión como ésta, cuando también nos acercamos a la celebración del la Mesa del encuentro contigo, te imploramos que renueves nuestra comprensión de tus demandas, para así poder ver como Tú ves y actuar con voluntades obedientes.


Con.: Te rogamos, óyenos.


Todos: Descansando en los méritos de Aquél que vive para interceder por nosotros, hemos orado. ¡AMÉN!

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo