ORACIÓN CONGREGACIONAL DE CONFESIÓN:



Amante Padre nuestro, hoy celebramos el día en que tu Hijo, nuestro Salvador, se sometió al rito del bautismo.


Sabemos que lo hizo consciente del hecho de que aunque no tenía pecados, necesitaba cumplir con lo que Tú habías prescrito. Te pedimos perdón por las veces en que, necesitando hacer tu voluntad, nos hemos resistido, y optamos por hacer la nuestra.


Recordamos que el día de su bautismo, nuestro Señor se colocó en fila con los pecadores que venían arrepentidos por haberte ofendido. Pero nosotros, lamentablemente, nos distanciamos de aquellos a quienes consideramos más débiles, por el mero hecho de que según nuestro parecer, viven en pecado. Hoy, queremos pedirte que nos perdones, pues reconocemos que delante de Ti ninguno puede justificarse a sí mismo, y mucho menos, puede mirar con desprecio a otros.


Y, finalmente, queremos reflexionar sobre lo que sucedió una vez Jesús ascendió de las aguas del bautismo. En aquella hora tu Espíritu descendió sobre Él y se escuchó tu poderosa voz que le confirmaba como tu Escogido. Hoy, queremos pedirte perdón por haber interpretado nuestro bautismo en clave triunfalista, en lugar de mirarlo como lo que es: morir a nuestro pecado, morir a nosotros mismos y resucitar a una nueva vida con Cristo. Confiando en su bendito nombre, hemos orado. ¡Amén!


(Oportunidad para la Oración Personal)

DECLARACIÓN DE PERDÓN:

Min.: “Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos o que muramos, del Señor somos”.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo