Naranjas En El Océano



En un viaje por el océano, una señora se puso tan enferma por el mareo que el médico le dijo que solamente el comer muchas naranjas podría restablecerla. La señora, en su debilidad dijo: - Doctor no se apure. Mi padre celestial me las enviará. Yo voy a pedírselo ahora. - Pero, querida señora – contestó él - no olvides que nos encontramos en medio del océano. -No importa amigo mío; para Dios todo es posible. Unas horas más tarde, el mismo doctor entraba corriendo hasta la enferma, para poner a los pies de su cama un cesto colmado de naranjas.

Como pudo, nervioso y maravillado, explicó su procedencia. -Un buque averiado… Un cargamento de naranjas en el buque…Un… - ¡Un milagro de mi Padre celestial, doctor! –le interrumpió la enferma.

Lecturas:


domingo, 8 de mayo Lucas 13:31-35

lunes, 9 de mayo 1 Juan 4:10

martes, 10 de mayo Juan 15:13

miércoles, 11 de mayo Isaías 49:15

jueves, 12 de mayo Romanos 5:8

viernes, 13 de mayo 1 Juan 3:1

sábado, 14 de mayo Salmos 36:7


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo