INVITACIÓN A LA ORACIÓN CONGREGACIONAL:



Min.: Desde el principio, Dios ha llamado al ser humano para establecer una relación íntima y eterna. Una realidad, consecuente con esta verdad, es que no siempre hemos entendido este propósito divino. Les invito, pues, a reflexionar juntos mientras oramos así:


ORACIÓN CONGREGACIONAL:


Min: Buen Dios y Padre nuestro, el inspirado profeta Isaías escribió diciéndonos que tus caminos y tus pensamientos son muy distintos a los nuestros.


Con: Lo cierto es, que lo que nos dices por medio del profeta Isaías, es que como son más altos los cielos que la tierra, así son tus caminos y tus pensamientos más altos que los nuestros.


Min: Entonces, Padre, lo que esto nos enseña es que tu manera de pensar y de obrar es infinitamente mayor y mejor que las nuestras.


Con: Los planes nuestros están sujetos al desobediente error y al constante cambio.


Min: En cambio, tus planes son infinitamente santos, inalterables, perfectos y eternos.


Con: Hoy, reconocemos la fragilidad de nuestros caminos y pensamientos, y te pedimos que nos ayudes a entender que hemos sido alcanzados por tu maravillosa e inescrutable gracia.


Todos: ¡Cuán grato es descansar en tu bendita providencia! Por los méritos de Jesús hemos orado. ¡Amén!

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Familia