top of page

INVITACIÓN A LA ORACIÓN CONGREGACIONAL:




Min.: Le invitamos a que, con temor reverente, nos presentemos delante del único y soberano Padre nuestro. Vengamos para hablar con Él en sincera confesión comunitaria.


ORACIÓN CONGREGACIONAL:


* Buen Señor y Padre nuestro, Tú que nos formaste con tus benditas manos y nos conoces tal cual somos. Te rogamos que atiendas a nuestra oración.


* Te llamamos “Padre nuestro”, pero muy a menudo pasamos por alto al que vive huérfano de nuestro amor y comprensión.


* Te decimos: “Señor, Señor”, pero insistimos en vivir como amos y señores de nuestras vidas.


* Decimos “tener fe en Ti”, pero a la hora de la verdad, depositamos nuestra confianza en nuestros propios esfuerzos.


* Utilizamos “tu santo Nombre”, pero lo hacemos en vano, toda vez que nos resistimos a someternos a tu soberana autoridad.


* Decimos “conocerte”, pero te tratamos como un desconocido cuando insistes en lograr acceso a nuestras zonas prohibidas.


* Te “honramos” con nuestros labios, pero te deshonramos con nuestras acciones.


* “Padre amante”, por amor de tu nombre, perdona nuestra inconsistencia, y condúcenos a “serte obedientes”, con nuestra mente, nuestro corazón, nuestros labios y con nuestras manos. En el nombre de Jesús, nuestro Redentor, te lo imploramos. ¡Amén!

(Oportunidad para la reflexión en silencio)

DECLARACIÓN DE PERDÓN:


Ministro: “Esta es la palabra de fe que predicamos: Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.”

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page