INVITACIÓN A LA CONFESIÓN DE PECADOS:



Ministro: Vengamos juntos, y presentémonos delante del Señor, con la confianza que nos brinda saber, que como el Maestro dijera: “El que a Mí viene, Yo no le echo fuera”.


CONFESIÓN COMUNAL DE PECADOS:

Dir. Bondadoso Padre Nuestro, nos acercamos ante tu presencia para confesarte la fragilidad nuestra condición.


Con. Nos llamamos tus seguidores y discípulos tuyos, pero consistentemente determinamos qué creer sobre Ti y cómo debemos proceder, de maneras ajenas a los principios que nos has dejado en las Sagradas Escrituras.


Dir. Confesamos no haber seguido el diseño bíblico tal como debimos haberlo hecho.


Con. Confesamos haber comprometido la verdad con una visión del amor y la unidad que no se ajusta ni a tu carácter ni tu proceder.


Dir. A la luz de esto, hemos llegado a ofender tu santidad y a guiar de manera errónea a las demás personas.


Con. Te pedimos que nos perdones y que nos des una mente dispuesta a aceptar las verdades de tu Palabra, un corazón que ansíe abrazar esas verdades y una voluntad dispuesta a obedecerte. Por los méritos de Jesús, te lo imploramos. ¡Amén!


INTERLUDIO: (Oportunidad para la Confesión Personal)

DECLARACIÓN DE PERDÓN:

Ministro: “Y la voluntad del que me ha enviado es que Yo no pierda ninguno de los que me ha dado, sino que los resucite en el día postrero.”c

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo