INVITACIÓN A LA AFIRMACIÓN DE NUESTRA FE:



Min.: Reflexionemos sobre la manera en la cual Dios en su soberanía y de manera providente, desde el comienzo de la historia, ha preservado su Iglesia, la cual con Cristo como su cabeza será preservada y santificada hasta el fin de los tiempos.


AFIRMACIÓN DE FE:

Min: “Creemos con certeza que Dios conservó, instruyó, multiplicó, honró, adornó y llamó de muerte a vida a su Iglesia en todas las edades, desde Adán hasta la venida de Cristo Jesús en carne.


Con.: Porque Él llamó a Abraham a salir de la tierra de sus padres, lo instruyó y multiplicó su simiente, maravillosamente lo preservó y más maravillosamente aún liberó a su descendencia de la esclavitud y tiranía del Faraón;


Min.: A ellos les dio sus leyes, constituciones y ceremonias;


Con.: A ellos les dio la tierra de Canaán; después de haberle dado jueces y más tarde a Saúl, les dio a David como rey, a quien le dio la promesa de que uno de sus descendientes se sentaría para siempre sobre su trono.


Min.: Así como creemos en un Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, también creemos firmemente que desde el principio ha habido, hay y al fin del mundo habrá, una Iglesia, esto es, una sociedad y multitud de personas quienes correctamente le adoran y aceptan por medio de la fe en Cristo Jesús,


Con.: Quien es la única cabeza de la Iglesia, así como a la vez ella es su cuerpo y su esposa,


Min.: Esta Iglesia es universal porque en ella están los elegidos de todas las edades, todos los reinos, naciones y lenguas, sean judíos o gentiles que tienen comunión y se asocian con Dios el Padre y con su Hijo, Cristo Jesús, por medio de la santificación del Espíritu Santo.”

La Confesión Escocesa 3.05, 3.16


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Familia