Crónica De Una Negación Anunciada.




“Entonces, vuelto el Señor, miró a Pedro; y Pedro se acordó de la palabra del Señor, que le había dicho: Antes que el gallo cante, me negarás tres veces.”


Evangelio según San Lucas 22:61


En el año 1981, el afamado escritor colombiano Gabriel García Márquez publicó una novela policial cuyo título es “Crónica De Una Muerte Anunciada”. La misma narra la historia de la muerte de un hombre llamado Santiago, señalado por haber deshonrado a una joven, (Ángela Vicario), antes de su matrimonio; lo cual le costó el haber sido devuelta por su esposo a la casa de sus padres el mismo día de la boda. Interrogada por sus hermanos, Ángela culpa a un vecino del pueblo, (Santiago Nasar), de haberla deshonrado. La trama de la novela gira en torno al hecho de que aun cuando todos en el pueblo conocían la intensión de los hermanos Vicario de asesinar a Santiago, nadie hizo nada para evitarlo.

En la mañana de hoy, tenemos ante nosotros un pasaje que tiende a llevarnos a pensar en eventos que se cumplen tal y como fueron anunciados, sin que se pueda hacer nada para evitarlo. Nos referimos al anuncio que hizo nuestro Señor con respecto a la negación de uno de sus más fervientes seguidores, Pedro. Según el relato de Lucas, Jesús realiza el anuncio después de instituir la Cena del Señor, (Lc. 22:31-38), y vemos cómo el mismo se cumple después del arresto de Jesús en Getsemaní, (Lc. 22:54-62).

Debemos reconocer que éste es un tema extremadamente profundo y complejo. Por un lado, podemos apreciar y admirar el conocimiento anticipado que el Hijo de Dios tenía con respecto eventos futuros. Pero, por otro lado, debemos apreciar y reconocer la fragilidad humana en las respuestas de Pedro, luego de tres oportunidades para afirmar cómo estaba vinculado con su Maestro. Nos parece apropiado diferenciar la negación de Pedro de la traición de Judas. En el caso de Pedro, aunque anunciada, la negación no fue premeditada por él; contrario al caso de Judas que planeó y acordó su acto traidor. Finalmente, nos parece vital entender la razón por la que la triple negación de Pedro no lo llevó a reaccionar igual que Judas. Ésta la encontramos en Lc. 22:31-32, donde Jesús le anunció también que gracias a su intercesión, Pedro sería guardado de caer en el mismo error de Judas. ¡Que Dios nos ayude a entenderlo y apreciarlo en nuestra propia experiencia!



4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo