Además de ser perdonado



Muchos de nosotros somos como aquel pequeño niño que había roto el vidrio de un farol en la vía pública.

Muy preocupado le preguntó a su papá:

-¿Qué puedo hacer?

-Admitir que tú lo has hecho, preguntar cuánto cuesta, repararlo y pagarlo - le respondió el papá.

Esta manera práctica de enfrentar los hechos no era lo que estaba esperando el niño, pues con un hilo de voz, confesó:

-Yo esperaba que lo único que tenía que hacer era pedirle perdón a Dios.


Lecturas:

domingo, 21 de marzo Lucas 7:36-50

lunes, 22 de marzo Salmos 86:5

martes, 23 de marzo Efesios 4:32

miércoles, 24 de marzo Proverbios 28:13

jueves, 25 de marzo Hechos 3:19

viernes, 26 de marzo Miqueas 7:18

sábado, 27 de marzo Hechos 13:38-39


7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo