Vuelve el perro arrepentido

“Y les dijo: Éstas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de Mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos”. Evangelio según San Lucas 24:44 ¿Recuerdan ustedes al Chavo del Ocho? En cada fiesta que se celebraba en la vecindad, el pobre niño huérfano pedía participar recitando un poema. El título de éste era: “El Perro Arrepentido”. Allí, se contaba la historia de un perro que tras haber sido regañado por su amo, viene hasta donde él buscando su perdón. El poema decía así: “Vuelve el perro arrepentido, con sus miradas tan tiernas; con el hocico partido, con el rabo entre las piernas”. Todo esto era dramati

Las credenciales de Jesús

Cuenta la historia que Penélope era asediada por sus pretendientes aun después de diez años de la marcha de Ulises. Pensando que después de ese tiempo su marido estaría muerto, ella decidió comprometerse en matrimonio con quien fuera capaz de disparar una flecha a través de doce aros con el arco que fuera de Ulises. En ese intervalo llegó Ulises disfrazado de mendigo y se acercó al lugar de la prueba. Uno tras otro, los admiradores avanzaron, pero se sintieron incapaces de tensar el arco. Al final Ulises solicitó: “Mendigo como soy, una vez fui soldado y aún hay fuerza en mis viejos músculos, déjame probar.” Los pretendientes se burlaron de él, pero Penélope consintió en su solicitud. Con fa

Dios Descendió

Día tan grande no puedo olvidar, día de gloria sin par, Cuando en tinieblas al verme andar vino a salvarme el Señor; Gran compasión tuvo Cristo de mí, de gozo y paz me llenó; Quitó las sombras, oh gloria a su nombre, la noche en día cambió. Coro: Dios descendió y de gloria me llenó, Cuando Jesús por gracia me salvó; Fui ciego, me hizo ver y en Él renacer. Dios descendió y de gloria me llenó. Nací de nuevo en virtud de Jesús, a la familia de Dios, Justificado por Cristo el Señor gozo la gran redención; Bendito sea mi Padre y Dios cuando al traerme por fe, Fui adoptado por Cristo el amado, loores por siempre daré. Tengo esperanza de gloria eternal, me regocijo en Jesús; Me ha preparado un be

ORACIÓN ALTERNADA DE CONFESIÓN DE PECADOS

Min.: Santo y buen Padre nuestro, reconociendo que en nosotros aún habita una naturaleza rebelde e imperfecta... Con.: Escucha nuestra sincera confesión. Min.: Por tu maravillosa gracia, te hemos llegado a conocer, guiándonos tu Santo Espíritu a admitir nuestra necesidad de encontrar en Jesús al único Salvador que has provisto. Con: Perdónanos por olvidar que de esa manera es que nos has llevado hasta Ti. Min.: Te pedimos, también que nos perdones, porque habiendo leído tu Santa Palabra, no hemos llegado a la genuina convicción… Con.: De que nuestro Salvador estaba presente tanto en los libros de Moisés, como en los libros de los Profetas y, también, en los libros de los Salmos. Mi

¿Hacia dónde vas?

“Y he aquí, dos de ellos iban elmismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén. Y levantándose en la misma hora, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once reunidos, y a los que estaban con ellos, que decían: Ha resucitado, el Señor verdaderamente, y ha aparecido a Simón. Entonces ellos contaban las cosas que les habían acontecido en el camino, y cómo le habían reconocido al partir el pan.” Evangelio según San Lucas 24:13 y 33-35 En el 1951 la Metro Goldwyn-Mayer sacó la película titulada Quo Vadis. Este título se refiere a un incidente relatado en el libro apócrifo, llamado Los Hechos de Pedro. “Quo Vadis” es una expresión en latín, que significa “¿Hacia d

Pero...

Frecuentemente nos encontramos a nosotros mismos en situaciones que parecen imposibles. El temor nos persigue como una sombra y el sentimiento de “para qué seguir” bombardea nuestras mentes. Después con fe y confianza renovadas, a pesar de todo lo acontecido, decimos: “Pero, no obstante, confío en Dios.” Esta palabra “pero” la encontramos con frecuencia en la Biblia. Es usada muchas veces en conexión con poder y victoria ante la amenaza y el peligro. En 2 Corintios 7:5 Pablo recuerda la experiencia en Macedonia de hallarse muy cansado y enfrentando dificultades por todas partes, y entonces, añade: “Pero Dios, que consuela a los humildes, nos consoló con la venida de Tito” (2 Corintios. 7:6).

Escogido Fui De Dios

Escogido fui de Dios en el Amado; En lugares celestiales su bendición me dio. Antes de la creación el plan fue hecho Por su santa voluntad. CORO: Escondido en Cristo estoy, nadie me apartará, Y las fuerzas de este mundo no me podrán dañar. Vivo y ando en esta vida con seguridad, Porque me escogió mi Dios. Tengo un sello que el Espíritu me ha dado Cuando mi confianza puse sólo en mi Salvador, Prenda que el Señor me dio de vida eterna; Escogido fui de Dios. Me escogió para alabanza de su gloria, Y sentóme en las alturas con Cristo mi Señor. Grande fue la admiración al ver su gracia, Porque me escogió mi Dios.

GRATITUD POR LOS BENEFICIOS DE LA RESURRECCIÓN:

Min.: Bendito Padre nuestro, escucha la oración de tu pueblo, que hoy se presenta ante Ti con el corazón pletórico de gratitud. Con.: Atiende a nuestra oración de acción de gracias, pues brota de lo más profundo de nuestro ser. Min.: Te damos loor, porque en medio de nuestros temores y ansiedades... Con.: Tú, buen Señor, nos has dado tu paz; la paz que sobrepasa todo entendimiento, la que no nos puede arrebatar el mundo, porque sólo Tú la das, y también la garantizas. Min.: Te honramos, porque cuando nuestros corazones se inundan por el dolor, la pena y la tristeza… Con.: Tú, bendito Salvador, nos sorprendes con el gozo que produce saber que como te levantaste con gran poder y

“¡Frío, Frío!… ¡Tibio, Tibio!… ¡Caliente, Caliente!”

¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí, sino que ha resucitado.” Evangelio según San Lucas 24:5b-6a Como muchos de ustedes, pertenezco a una generación anterior al internet y a los juegos electrónicos. Jugábamos pelota, baloncesto, y corríamos patines y bicicleta. Jugábamos con canicas, trompos y con gallitos. Nos bañábamos bajo los aguaceros y jugábamos a las escondidas. Todo esto lo hacíamos, obviamente, en la calle. Había, también, un juego de salón que consistía en esconder un objeto para que algún miembro del grupo lo encontrara. Mientras esta persona realizaba su búsqueda, el grupo gritaba una de estas tres opciones: ¡Frío! ¡Frío!, ¡Tibio! ¡Tibio!, o ¡Caliente! ¡C

Sobre la Resurrección de Nuestro Señor

P. ¿Qué beneficio recibimos de la resurrección de Cristo? R. Primero, por su resurrección Él ha vencido la muerte para que podamos compartir de la justicia que Él ha obtenido para nosotros por medio de su muerte. Segundo, nosotros también, ahora somos levantados por su poder a novedad de vida. Tercero, la resurrección de Cristo es una prenda segura de nuestra bendita resurrección.” * El Catecismo de Heidelberg P.45

Sobre el domingo de Resurrección

“El Domingo de Resurrección es la más antigua de las celebraciones cristianas. De hecho, durante los primeros años de vida de la iglesia, cada domingo era día de resurrección. Es por ello que los cristianos se reunían el primer día de la semana, y denominaron el domingo como el día del Señor. La razón por la que el domingo era tan importante es que el centro de la fe cristiana es precisamente la resurrección del Señor. La resurrección es mucho más que la prueba de que Dios estaba de parte de Jesús, o la prueba de que hay resurrección de los muertos, o aun la prueba de que Jesús era el Hijo de Dios. Es todo eso; pero es mucho más. Es la victoria de Jesucristo sobre los poderes del pecado, del

Los huesos de Buda

Hace algún tiempo se encontraron los huesos de Buda, según se dice. Miles de sus devotos desfilaron por la calle para rendirles homenaje cuando eran llevados a una cuidad sagrada de la India. Un misionero que se encontraba entre la multitud, al ver que todos se postraban, decía a un amigo: “Si se pudiera encontrar un hueso de Jesús el cristianismo se hundiría”. ¡Cuán cierto es todo esto! Buda está muerto, Confucio está muerto, Mahoma está muerto; pero CRISTO VIVE PARA SIEMPRE y tiene las llaves de la muerte y de la tumba. Él dijo después de haber resucitado: “Mirad mis manos y mis pies, que Yo mismo soy, palpad y ved, pues un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que Yo tengo” (Lucas 2

El Señor Resucitó

El Señor resucitó, ¡Aleluya! Muerte y tumba Él venció, ¡Aleluya! Con su fuerza y su virtud, ¡Aleluya! Cautivó la esclavitud, ¡Aleluya! El que al polvo se humilló, ¡Aleluya! Vencedor se levantó, ¡Aleluya! Cante hoy la cristiandad, ¡Aleluya! Su gloriosa majestad, ¡Aleluya! Cristo, que la cruz sufrió, ¡Aleluya! Y en desolación se vio, ¡Aleluya! Hoy en gloria celestial, ¡Aleluya! Reina vivo e inmortal, ¡Aleluya! Cristo nuestro Salvador, ¡Aleluya! De la muerte vencedor, ¡Aleluya! Pronto vamos sin cesar, ¡Aleluya! Tus loores a cantar, ¡Aleluya!

UNA ORACIÓN DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN:

“Nuestro Amado Padre” . . . . . Una vez rompiste las ataduras de la muerte, enviaste a tu Hijo al encuentro de quienes habían sido ordenados por Ti, y les diste ánimo nuevo y fuerzas renovadas. . . . . . Hoy queremos pedirte que nos permitas encontrarnos contigo en las páginas de tu Libro Sagrado: Te necesitamos para conocer tu voluntad. Te necesitamos para vencer las tentaciones y triunfar en las pruebas. Te necesitamos para andar por el camino correcto y para creer en los ideales mejores. . . . . . Cuando fueron abiertas las puertas de la tumba que pretendía atrapar a nuestro Redentor, te manifestaste a Saulo, el perseguidor y lo convertiste en Pablo, el misionero, el siervo y el ami

El principio del fin.

“Pero los fariseos dijeron entre sí: Ya veis que no conseguís nada. Mirad, el mundo se va tras Él.” Evangelio según San Juan 12:19 El muy reconocido comentarista bíblico William Barclay, en su libro sobre las Cartas a los Corintios, presenta la siguiente anécdota. Una vez vi una caricatura de marcianos que observan a los terrícolas corriendo de un lado para otro, atareados haciendo nada. Uno de los marcianos dice: “¿Qué están haciendo?” El otro le contesta: “Están yendo.” El primero dice: “Yendo, ¿a dónde?” El segundo responde: “Ah, no están yendo a ninguna parte; simplemente están yendo.” Al mirar el comportamiento generalizado de muchos seres humanos, pienso en esta caricatura. Uno puede o

Sobre el domingo de Ramos

La celebración del Domingo de Ramos se remonta, al menos, hasta el siglo cuarto, cuando en Jerusalén se acostumbraba a salir hasta el Monte de los Olivos y marchar desde allí hasta la ciudad, llevando ramas de palmera y cantando: “¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!” Unos pocos siglos más tarde, una costumbre semejante se había extendido hacia el Occidente, donde la procesión iba de una iglesia a otra. Las palmas tienen especial significado, pues son señal de triunfo. En particular en el arte cristiano se acostumbraba a presentar a los mártires con una rama de palma, en señal del triunfo que han alcanzado a través de sus sufrimientos en fidelidad al Señor y a la fe de la

Salvación y vida

Los que visitan el Vaticano en Roma buscan la Capilla Sixtina donde contemplan maravillados los restos de Miguel Ángel Buonarroti que se extienden sobre el cielo raso. El panel más famoso representa La creación del hombre. A la izquierda está la figura de Adán, considerada la representación más perfecta jamás pintada de la forma humana. El cuerpo de Adán languidece de costado, expectante pero inerte, esperando la chispa que lo despierte a la acción. El ojo sigue la forma del cuerpo hasta el foco del dedo de Adán, colgado pasivamente en el extremo del brazo extendido. A la derecha está la figura de Dios, emanando tanto poder que parece estar moviéndose por el cielo raso. Aquí también el foco

¡Majestad!

¡Majestad, excelsa majestad! Tributadle la gloria y el honor; ¡Majestad! Por siempre ensalzad Al Salvador, digno Señor, el Vencedor. Coro: Alabad, engrandeced su santo nombre, Adorad, magnificad al gran Redentor. ¡Majestad! La gloria celebrad Del Salvador, Cristo Jesús, Rey y Señor. ¡Majestad, divina majestad! Dios eterno es Jesucristo el Señor; ¡Majestad! De su poder cantad; Él es creador, Sustentador, Gobernador. ¡Majestad, eterna majestad Al que era, que es y siempre será! ¡Majestad! Su triunfo proclamad; Pronto vendrá, nos llevará y reinará.

Oración de Acción de Gracias a Dios por la Entrada Triunfal de Jesús a Jerusalén:

Min.: Por la valentía de Jesús, inspirada en su amor por nosotros… Con.: Te damos gracias, Padre y Señor nuestro. Min.: Porque afirmó su rostro para marchar a Jerusalén… Con.: Te damos gracias, Padre y Señor nuestro. Min.: Porque Jesús, en Jerusalén despreció el trono de rey y se adjudicó, por amor, la cruz del Calvario… Con.: Te damos gracias, Padre y Señor nuestro. Min.: Por el Cristo que llora ante la ciudad que le desprecia y muere generoso por los hombres que le odian… Con.: Te damos gracias, Padre y Señor nuestro. Min.: Por el látigo con que reivindicó Jesús los valores del templo; por la palabra que destruyó la higuera sin frutos; por las rodillas divinas clavadas en tie

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)