Mansos, pero no mensos.

“El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto.” Evangelio según Lucas 16:10,11 Un joven vendedor de seguros fue a visitar al distinguido gerente de una tienda por departamentos con el fin de presentar su producto. Una vez entró a la oficina del gerente, el joven le preguntó muy tímidamente: “¿No querrá usted comprar algún seguro?” El experimentado gerente le contestó: “Mira, jovencito, permíteme preguntarte: ¿quién te enseñó sobre ventas? ¿No sabes que nunca debes hacer una pregunta cómo esa? Tu problema es que evidencias una tremenda falta de confianza en ti mismo. Dame acá esos papeles. Te voy a comprar el seguro

ORACIÓN CONGREGACIONAL CANTADA:

“Muestra A Cristo” Prepara, oh Dios, mi corazón para recibir. Rompe el duro suelo en mí, ayúdame a creer. Tu Palabra siembra en mí, su fruto haz crecer. Haz que pueda escuchar, guíame en tu verdad. Muestra a Cristo, muestra a Cristo. Revela, oh Dios, tu gloria a través de tu verdad; Hasta que todos confiesen: ¡Cristo es Señor!

Sígueme

El misionero E. Stanley Jones comentaba acerca de otro misionero que se perdió en la selva africana. Aquel hombre no veía nada a su alrededor excepto vegetación y, de vez en cuando, un pequeño claro en la jungla. Al fin se encontró con un nativo y le preguntó si él podía ayudarle a salir de allí. El nativo respondió que sí. -Muy bien -contestó el misionero-. Muéstrame el camino. El nativo dijo: -Camine. Así anduvieron por la selva por más de una hora y el misionero empezó a estar cada vez más preocupado. -¿Está usted seguro de que éste es el camino? -volvió a preguntar-. ¿Dónde está el camino? El nativo le respondió: -Bwana (señor), aquí no hay camino. Yo soy el camino. Lecturas: domingo, 2

A Jesucristo Ven Sin Tardar

A Jesucristo ven, sin tardar, Que entre nosotros hoy Él está; Y te convida con dulce afán, Tierno, diciendo: “Ven”. Coro: ¡Oh, cuán grata es nuestra reunión, Cuando allá, Señor en tu mansión, Contigo estemos en comunión, Gozando eterno bien! Piensa que Él sólo puede colmar Tu triste pecho de gozo y paz; Y porque anhela tu bienestar, Vuelve a decirte: “Ven”. Su voz escucha, sin vacilar, Y grato acepta lo que hoy te da. Tal vez, mañana no habrá lugar, No te detengas, ven.

INVITACIÓN A PROCLAMAR LA FE DE LA IGLESIA:

Min: Además de ser una iglesia bíblica, afirmamos ser una iglesia confesional. Esto significa que nuestras convicciones de fe están amparadas en las verdades reveladas en las Sagradas Escrituras; pero, también significa que honramos la manera en que Dios ha querido afirmar la fe histórica de su Iglesia por medio de sus credos y confesiones, todos ellos basados en un estudio serio y concienzudo de las Sagradas Escrituras. Afirmemos hoy lo que la Iglesia cree sobre el Llamamiento Eficaz: PROCLAMACIÓN DE LA FE DE LA IGLESIA: Min.: “A todos aquellos a quienes Dios ha predestinado para vida, y solamente a ellos, le agradó en su tiempo señalado y aceptado, llamarlos eficazmente, por medio de su

Una Cita Divina

“Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es Maestro), ¿dónde moras? Les dijo: Venid y ved”. Evangelio según Juan 1:38-39a Pienso que todos hemos vivido la experiencia de haber tenido una cita inesperada. Con ello, queremos decir que aun cuando no estuviera en nuestros planes, participamos de una experiencia que más tarde entendemos que había sido perfectamente planificada por Dios. Tal vez, digamos: ¡Qué casualidad! Pero, lo cierto es que para Dios no existen casualidades ni eventos fortuitos. Lo que sucede es que, por nuestra condición caída, no somos capaces de entender que tras todo cuanto acontece Dios está obrando con s

El llamado de Dios

Cuando era niño, Samuel vivía en el templo con su mentor, el sacerdote Elí. Una noche, después de escuchar que era llamado por su nombre, el niño corrió a preguntarle a Elí qué quería. Pero el sacerdote no había hablado, por lo que envió al niño a la cama. Esto sucedió dos veces más antes de que Elí se diera cuenta de que el Señor era quien llamaba al niño. Luego dijo a Samuel que respondiera y le preguntara al Señor qué quería decirle. El Todopoderoso sigue hablándonos hoy. Por ejemplo, comenzamos a escucharlo cuando nos llama a la salvación. El Espíritu Santo nos hace conscientes de que algo falta en nuestra vida, y luego nos señala a Cristo como la respuesta. Sin el Salvador, estamos perd

Yo Te Busqué, Señor

Yo te busqué, Señor, más descubrí Que Tú impulsabas mi alma en ese afán; Que no era yo quien te encontraba a Ti; Tú me encontraste a mí. Tu mano fuerte se extendió y así, Tomado de ella, sobre el mar crucé; Mas no era tanto que me asiera a Ti; Tú me alcanzaste a mí. Te hallé y seguí, Señor, mi amor te di, Mas sólo fue en respuesta a tanto amor; Pues, desde antiguo, mi alma estaba en Ti, Siempre me amaste así.

ORACIÓN DE CONFESIÓN DE PECADOS

Min.: Padre, gracias por el privilegio de acceder a tu grata presencia, en respuesta a la invitación que hoy nos has hecho. Con.: La Sagrada Escritura nos revela que a causa de nuestra caída, hemos perdido toda capacidad para desearte, buscarte y seguirte. Min.: Por tu gracia soberana nos llamaste, habiéndonos escogido en tu amado Hijo, desde antes de la fundación del mundo. Con.: Perdónanos por haber llegado a atribuirnos la capacidad de tomar la iniciativa para allegarnos a Ti, o tal vez, llegando a creer que tu elección y llamado se amparan en nuestras buenas acciones. Min.: En tu propósito santo, has querido utilizar ciertos medios para hacernos escuchar tu voz y percibir tu

La Vara Está Puesta

“Así pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todas sus posesiones no puede ser mi discípulo.” Evangelio según Lucas 14:33 Hace algún tiempo leí la siguiente nota, en la que Rodolfo Loyola establece la diferencia entre un miembro de una iglesia y un discípulo del Señor. Decía así: “El miembro suele esperar panes y peces; el discípulo sale a pescar. El miembro lucha por crecer; el discípulo busca reproducirse. El miembro se gana; el discípulo se hace. El miembro depende de los pechos de su madre (la iglesia); el discípulo está destetado para servir. El miembro gusta del halago; el discípulo gusta de la entrega y el compromiso. El miembro aporta parte de sus ganancias; el discípulo entre

Salvado por un cordero

Un hombre español andaba de turista en una ciudad de Noruega. Debido a su trasfondo religioso, quiso ver la iglesia principal de la ciudad. Mirando hacia la torre, se sorprendió al ver en lo alto la figura de un cordero. Al preguntar el porqué de esa escultura le contaron la siguiente historia. Cuando estaban construyendo la iglesia, uno de los hombres que trabajaba en la torre se resbaló y cayó desde arriba. Sus compañeros lo vieron caer y horrorizados, corrieron hacia abajo al nivel de la calle, esperando encontrarlo muerto. Pero ¡cuál fue su sorpresa y a la vez su gozo al encontrar a su compañero con vida! ¿Qué había sucedido? Un rebaño de ovejas pasaba por la calle en el momento

Solemnes Resuenen Los Férvidos Cantos

Solemnes resuenen los férvidos cantos, Unámonos todos en voces de amor; Los ángeles puros, los fieles y santos, De Dios al Cordero tributen loor. Coro: Canto de triunfo, canto de triunfo Levántese inmenso al gran Salvador; Canto de triunfo, canto de triunfo Levántese inmenso al gran Salvador. “Es digno el Cordero,” los justos exclaman, “Es digno el Cordero de eterno loor,” Repiten constantes aquellos que le aman, Al ver que su sangre vertió en su favor. Postrados de hinojos, Jesús, te adoramos, Pues nos rescataste de eterno dolor; La muerte sufriste porque no muramos; Dignísimo eres del más alto honor. Los cielos triunfantes, la tierra, salvada, Su júbilo muestren; y al santo Señor, El oro,

INVITACIÓN A LA AFIRMACIÓN DE FE:

Ministro: Oíd la invitación que, en el nombre del Señor, le extendemos para que nos unamos en esta afirmación de la fe histórica de la Iglesia. Frente a la tentación de ceder a la idea de amparar el fundamento, el desarrollo y el fin de nuestra salvación en cualquier otro que no sea el único Dios verdadero, unámonos en este principio de la fe bíblica. AFIRMACIÓN DE LA FE HISTÓRICA DE LA IGLESIA: Quienes Dios aceptó en su amado Hijo, los llamó y eficazmente los santificó por medio de su Espíritu, no pueden caer del estado de gracia de manera total y definitiva, sino que perseveran hasta el fin para ser salvos por la eternidad. Tal perseverancia de los santos no depende de su propia y libre vo

¡Qué Buen Testimonio!

“Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres? Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo.” Evangelio según San Juan 1:19-20 Leonard Bernstein fue un afamado compositor, director de orquestas, autor, profesor de música y pianista norteamericano. En cierta ocasión un admirador suyo le preguntó cuál era el instrumento más difícil de tocar. Bernstein contestó sin ambages: “El segundo violín. Siempre logro conseguir buena cantidad de primeros violinistas; pero conseguir segundos violinistas que se desempeñen con el mismo entusiasmo es realmente muy difícil. Lo mismo sucede con la segunda trompeta,

Testimonio

La Asociación Nacional para la Salud Mental de los Estados Unidos tiene, como símbolo real y visible de su trabajo, una campana de ciento cincuenta kilos de peso. La campana fue hecha con las cadenas que un día sujetaban pies y manos de los enfermos mentales encerrados en los manicomios. La campana simboliza ahora la libertad del trato inhumano que una vez se padeció y proclama las nuevas condiciones de respeto que hoy se tienen como norma. Cuando confiamos en Cristo nos transformamos en un ejemplo vivo de libertad y transformación. Nuestra vida es ahora como una campana que da testimonio y anuncia gloriosamente que Dios nos ha perdonado y limpiado de nuestros pecados. Lecturas domingo, 1ro

Dios Descendió

Día tan grande no puedo olvidar, día de gloria sin par, Cuando en tinieblas al verme andar vino a salvarme el Señor; Gran compasión tuvo Cristo de mí, de gozo y paz me llenó; Quitó las sombras, oh gloria a su nombre, la noche en día cambió. Coro: Dios descendió y de gloria me llenó, Cuando Jesús por gracia me salvó; Fui ciego, me hizo ver y en Él renacer. Dios descendió y de gloria me llenó. Nací de nuevo en virtud de Jesús, a la familia de Dios, Justificado por Cristo el Señor gozo la gran redención; Bendito sea mi Padre y Dios cuando al traerme por fe, Fui adoptado por Cristo el amado, loores por siempre daré. Tengo esperanza de gloria eternal, me regocijo en Jesús; Me ha preparado un b

INVITACIÓN A LA ORACIÓN DE CONFESIÓN DE PECADOS:

Min.: Hoy hemos sido convocados por Dios mismo para adorarle, ser edificados por su Palabra, para participar del sacramento de la comunión y confesar nuestros pecados, al unirnos así: ORACIÓN COMUNAL DE CONFESIÓN DE PECADOS: * Amante Dios, nuestro Padre eterno, ante Ti nos presentamos reconociendo que hemos sido llamados pueblo tuyo, sólo en virtud de tu misericordia. * Nos has concedido la oportunidad de reflexionar sobre el maravilloso prólogo del Evangelio según San Juan. * Allí, hemos sido guiados a mirar, a través del lente de Juan, la más excelsa revelación del Verbo Eterno hecho carne para hacer posible nuestra inmerecida redención. * En el

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)