Como Dios Manda.

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones.” 2da Epístola del apóstol San Pedro 1:19 Tal como un servidor, seguramente, usted escuchó a sus padres utilizar la expresión: “Como Dios manda”. La expresión implica la realización de ciertos deberes o acciones “conforme a las normas sociales establecidas”. Si bien recuerdo esa expresión en los labios de mi padre, también recuerdo otra que decía: “Al revés de los cristianos”. Esta otra expresión reflejaba la puesta en práctica de una acción no sólo en contra de las normas soc

El Catecismo Mayor

P. 157. ¿Cómo debe leerse la Palabra de Dios? R. La Palabra de Dios debe leerse con una estima alta y reverente; con la firme convicción de que es la misma Palabra de Dios, y que sólo Dios puede capacitarnos para entenderla; con el deseo de conocerla, creerla y obedecer la voluntad de Dios revelada en ella; con diligencia, y atención a su sustancia y extensión; con meditación, aplicación, abnegación y oración. El Catecismo Mayor de Westminster (Pregunta 157)

El libro que es diferente

Se cuenta de un joven marinero cristiano que estaba encargado de la radio de un barco durante la Segunda Guerra Mundial, que tenía la costumbre de terminar el día con una lectura de la Biblia y oración. Una mañana temprano, después de haber pasado la noche de guardia, se le ocurrió, cuando estaba leyendo el Salmo 23, transmitir una porción de dicho Salmo. Leyó cuidadosamente: “Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por días sin fin”. Nada más terminar, se sorprendió de ver que dieciséis barcos en alta mar respondieron con un “Amén” a lo que él había transmitido. ¿Qué libro es ese que ha estimulado tanto interés por tanto tie

Padre, Tu Palabra Es.

Padre, tu Palabra es mi delicia y mi solaz; Guíe siempre aquí mis pies, y a mi pecho traiga paz. Coro: Es tu ley, Señor faro celestial, Que en perenne resplandor, Norte y guía da al mortal. Si obediente oí tu voz en tu gracia fuerza hallé, Y con firme pie y veloz por tus sendas caminé. Tu verdad es mi sostén contra duda y tentación, Y destila calma y bien, cuando asalta la aflicción. Son tus dichos para mí prendas fieles de salud; Dame pues que te oiga a Ti con filial solicitud.

AFIRMACIÓN COMUNITARIA DE NUESTRA FE:

“Enseñamos que la voluntad de Dios se nos explica en la ley de Dios y lo que Él quiere que hagamos o que no hagamos, lo que es bueno y justo, o lo que es malo e injusto. Confesamos, por tanto, que la ley es buena y santa. En un tiempo, esta Ley fue escrita por el dedo de Dios en los corazones de los seres humanos y es llamada la ley de la naturaleza, y en tiempo distinto fue inscrita por el mismo dedo de Dios en dos tablas de la ley de Moisés y expuesta elocuentemente en los libros de Moisés. Creemos que en esta ley se enseña toda la voluntad de Dios y todos los preceptos necesarios para cada esfera de la vida. De otra manera, el Señor no nos habría prohibido añadirle o quitarle algo a esta

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)