La Señal Del Cinturón Ha Sido Encendida

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” Primera Carta a los Corintios 6:19 Para todos los que han tenido la oportunidad de viajar alguna vez en un avión, seguramente les parecerá familiar la siguiente expresión: “La señal del cinturón ha sido encendida”. Cada vez que esto ocurre, los pasajeros deberán abrocharse sus cinturones en espera de que pase alguna turbulencia. Esto, en el mejor de los casos, pues si el evento fuese mucho más serio, los pasajeros deberían estar preparados para algo peor. Pensé en esto mientras viajaba este pasado fin de semana para participar de la reunión de nuestro Presb

El Catecismo Mayor

P. 139. ¿Cuáles son los pecados que se prohíben en el séptimo mandamiento? R. Los pecados que se prohíben en el séptimo mandamiento, además del descuido de los deberes exigidos, son: adulterio, fornicación, violación, incesto, sodomía y todos los placeres contra natura; toda imaginación, pensamiento, propósito y sentimientos impuros; toda conversación corrupta o inmunda, que incluye también el hecho de escucharlas; miradas desenfrenadas, conducta insolente y liviana y vestimenta indecente; prohibición del matrimonio legítimo, y el pasar por alto matrimonios ilegítimos; permitir tolerar, proteger a prostitutas o recurrir a ellas; enredarse en votos de soltería, indebida demora para casarse; t

Izar la Bandera

Hace tiempo, las naves portaban banderas que identificaban al buque y su lealtad con determinado rey o causa. De esa manera, los barcos que se acercaban podían reconocer de inmediato y desde la distancia si los barcos eran amigos o enemigos. El hecho de izar esa bandera evitaba que más de un capitán se alejara equivocadamente de los amigos o que invitara a los enemigos a bordo. Creo que muchos matrimonios estarían más seguros hoy día si los esposos y esposas “izaran la bandera” de su compromiso -entre sí y para con Dios- para que todos lo vean. Haga evidente a sus amigos, a su familia y también a sus enemigos que usted es un hombre de una sola mujer o una mujer de un solo hombre. Comprométas

Bellas Palabras De Vida

Oh, cantádmelas otra vez, Bellas palabras de vida; Hallo en ellas mi gozo y luz, Bellas palabras de vida, Sí, de luz y vida Son sostén y guía. Coro: ¡Qué bellas son, qué bellas son! Bellas palabras de vida. ¡Qué bellas son, qué bellas son! Bellas palabras de vida. Jesucristo a todos da Bellas palabras de vida. Oye su dulce voz, mortal, Bellas palabras de vida. Bondadoso te salva, Y al cielo te llama. Grato el cántico sonará, Bellas palabras de vida; Tus pecados perdonará, Bellas palabras de vida. Sí, de luz y vida Son sostén y guía.

INIVITACIÓN A LA AFIRMACIÓN DE LA FE DE LA IGLESIA:

Min.: Vivimos en un mundo en el que predomina la ambigüedad, la indefinición y la opinión particular; donde reina la búsqueda del placer egoísta y en donde se entroniza a la criatura y se recurre al Creador sólo para satisfacer nuestras carencias temporales. Por tanto, les invitamos a que afirmemos nuestra fe en la bendita autoridad de las Sagradas Escrituras. SOBRE LA AUTORIDAD DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS: La autoridad de las Sagradas Escrituras, por la cual deben ser creídas y obedecidas, no depende del testimonio de ningún ser humano o iglesia, sino enteramente de Dios (quien es la Verdad en Sí mismo), y el Autor de ellas, y por lo tanto deben ser recibidas porque son la Palabra de Dio

El Catecismo Mayor

P. 137. ¿Cuál es el séptimo mandamiento? R. El séptimo mandamiento es: “No cometerás adulterio”. P. 138. ¿Cuáles son los deberes que se exigen en el séptimo mandamiento? R. Los deberes que se exigen en el séptimo mandamiento son: Castidad en cuerpo, mente y sentimiento, en palabras y conducta; y la preservación de la castidad en nosotros mismos y en los demás; vigilancia de la vista y todos los sentidos; templanza, guardando la compañía de los castos, modestia en la vestimenta; matrimonios para quienes no tienen el don de continencia; amor conyugal y cohabitación; trabajo diligente en nuestros llamados; rehuir todas las ocasiones de impurezas y resistir las tentaciones de dichas ocasiones. E

El Espíritu Santo

Carlos estaba contándole a Marta acerca del mensaje que el pastor había predicado el domingo anterior sobre el Espíritu Santo. Marta se reía, pues a pesar de haber asistido por algún tiempo a las reuniones de la iglesia, aún no había recibido a Jesús como Señor y Salvador. Ella le dijo: - ¿Cómo puedes creer en algo tan intangible? Después de un momento Carlos contestó originando el siguiente diálogo: - ¿Crees en la electricidad? - ¡Por supuesto! - ¿Cómo puedes creer en algo que no has visto nunca? ¿Cómo puedes demostrar que la electricidad pasa por el cable de una lámpara? - Muy sencillo, ¡Enciendo la luz! - contestó Marta. - Así es con el Espíritu Santo. No podemos verlo personalmente, pero

Santo Espíritu Desciende

Santo Espíritu, desciende a mi pobre corazón, Llénalo de tu presencia, y haz en él tu habitación. Coro: Llena hoy, llena hoy, llena hoy mi corazón; Santo Espíritu, desciende y hacen mí tu habitación. De tu gracia puedes darme, inundando el corazón; Ven, que mucho necesito, dame hoy tu bendición. Débil soy, oh sí, muy débil y a tus pies postrado estoy, Esperando que tu gracia con poder me llene hoy. Dame paz, consuelo y gozo, cúbreme hoy en tu perdón; Tú confortas y redimes, Tú das grande salvación. Santo Espíritu, Tú eres ese prometido don; Mucho anhelo recibirte, dame hoy tu santa unción.

INVITACIÓN A LA ORACIÓN CONGREGACIONAL DE PENTECOSTÉS:

Conmemoramos hoy el derramamiento del Espíritu Santo sobre los primeros creyentes, el día glorioso de Pentecostés. Vamos todos a unirnos en oración ferviente para dar gracias al Señor por haber derramado sobre nosotros, también, el bendito poder del Espíritu Santo. ORACIÓN ALTERNADA: Min.: Por la promesa de Jesús cuando nos dejó saber que el Consolador nos sería enviado… Con.: ¡Te damos gracias, Señor! Min.: Por los pasos firmes y permanentes de la Iglesia primitiva habiendo sido guiados por el Espíritu Santo… Con.: ¡Te damos gracias, Señor! Min.: Por los apóstoles que asumieron su tarea evangelizadora, fortalecidos y movidos por tu Santo Espíritu… Con.: ¡Te dam

¡Mucho Cuidado!

“Oye a tu padre, a aquél que te engendró; y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies.” Libro de los Proverbios 23:22 Todos debemos recordar muy bien esta expresión, que emanaba de los labios de nuestros padres y madres, cuando nos decían: “¡Mucho cuidado!” De seguro recordamos, no tan solo la expresión sino también la entonación que le acompañaba. Al menos, en mi caso, mi madre le ponía cierta entonación que implicaba mucho más que tener mucho cuidado con lo que pudiéramos hacer. Era algo así como si nos dijera: “Si te atreves a desobedecerme, prepárate; que lo que te voy a dar no son consejos”. Este año hemos decidido combinar la pregunta del Catecismo Mayor de Westminster correspond

El Catecismo Mayor

P. 136. ¿Cuáles son los pecados que se prohíben en el sexto mandamiento? R. Los pecados que se prohíben en el sexto mandamiento son: toda forma de quitarse la vida a sí mismo, o la de otros, excepto en el caso de la justicia pública, de guerra legítima, o la necesaria defensa; el descuidar o retirar los medios legítimos necesarios para la preservación de la vida; la ira pecaminosa, el odio, la envidia, deseo de venganza; toda pasión excesiva, y preocupaciones acongojantes; el uso inmoderado de la comida, la bebida, el trabajo y las recreaciones; palabras provocativas, opresión, rencillas, el golpear, herir y cualquier otra cosa que tienda la destrucción de la vida de alguien. El Catecismo Ma

Mi Buena Madre

Yo tenía ocho años. Vivíamos en una casa de labranza, muy grande, en el oeste de Texas. Todavía teníamos cerca a los indios pieles rojas, y todavía alguna que otra vez veíamos ante nosotros algún búfalo y uno que otro alce. Una tarde me hallaba en el patio, jugando, cuando mi madre me llamó a su lado. Teníamos una sola puerta y una sola ventana en la casa. Allí, junto a ésta, la hallé sentada en una sillita. Yo me senté a sus pies en un taburete, con mis manos apoyadas en sus rodillas, sobre el delantal de algodón casero. Y ella, por primera vez, me contó la historia de Jesús el Salvador de mi alma. Y supe de su maravilloso nacimiento de la virgen María, de su vida, enseñanza, muerte vicaria

Fe De Las Madres

Fe de las madres en el Señor que trae seguro galardón Arde cual llama en el altar, de Dios precioso y rico don. Hoy por su fe y constante amor, Padre, te damos todo honor. Fe de las madres que trae poder de ver con clara y fiel visión; Es pura, noble y fuerte fe que llena el mundo de canción. Oh Padre, ayúdanos a andar en su camino ejemplar. Fe de las madres trae bendición, produce gran felicidad, Disipa sombras como el sol que brilla en densa oscuridad. Hoy, Padre con sus hijos sé; danos también triunfante fe.

LETANÍA DE GRATITUD POR NUESTRAS MADRES:

Ministro: Hoy, domingo 13 de mayo, conmemoramos el Día de las Madres. Es justo que en ocasión tan especial como ésta, nos acerquemos reverentemente a Dios y le expresemos nuestra gratitud por la dádiva de nuestras madres. ORACIÓN CONGREGACIONAL: Min.: Por nuestras madres, seres de amor, que esforzadamente han guiado nuestros pasos, sin temor a los más grandes retos... Con.: Te damos gracias, Señor. Min.: Por los bellos sentimientos maternos, superiores a todo ideal; que siempre nos han hablado de abnegación, sin otro interés que hacernos hombres y mujeres de bien... Con.: Te damos gracias, Señor. Min.: Porque sabemos que nuestras madres ausentes, no pueden ser venc

En El Centro De La Nueva Comunidad

“Como el Padre me ha amado, así también Yo os he amado; permaneced en mi amor.” Evangelio según San Juan 15:9 Antes de pronunciar la bendición al concluir el Servicio del pasado domingo en la noche, el Pastor Pérez dijo lo siguiente: “Cuando estamos debidamente conectados a la Vid Verdadera, somos nutridos de su amor. Y cuando estamos nutridos del amor de Dios, aprendemos a convivir con los demás”. La metáfora de la Vid Verdadera forma parte del último discurso de Jesús antes de su oración sacerdotal y su eventual arresto. Este discurso comienza una vez Judas abandona el lugar en el que estaban reunidos para participar de la última cena. En ese momento, Jesús comienza a hablarle a los once s

La Fuerza Que Da El Vivir En Comunidad

Durante un recorrido en el que admiramos las gigantescas secoyas de California, el guía aseguró que las raíces de estos árboles apenas penetran en la tierra. -¡Imposible! -Exclamó unos de los visitantes-. Yo crecí en el campo y aprendí que cuando las raíces no son profundas, los vientos muy fuertes derribarían al árbol. -Pero no a las secoyas -insistió el guía-. Estos árboles crecen sólo en grupos, y sus raíces se enredan unas con otras, de manera que cuando sopla el viento fuerte se sostienen entre todas. Esto encierra una enseñanza. La gente, en cierta manera, es como las secoyas. La familia, la iglesia, los amigos, los vecinos y la comunidad en general deberían construir refugios para que

Prefiero A Cristo

Mejor es mi Cristo que el oro mortal; Ser suyo prefiero que andar en el mal; Mejor es mi Cristo que todo oropel, Prefiero ser guiado por su mano fiel. Coro Antes que ser rey de dominios mil Y vivir en la maldad, Prefiero a Cristo y sólo a Él, Que lo que este mundo da. Mejor es mi Cristo que el bien temporal, Prefiero ser fiel a su causa eternal; No quiero la fama del mundo falaz, Prefiero seguirle y obtener su paz. Más bello y sublime que flor matinal, Mejor que la miel que destila el panal; Jesús satisface de mi alma el clamor, Prefiero seguirle con tenaz fervor.

INVITACIÓN A LA ORACIÓN DE CONFESIÓN DE PECADOS:

Min.: Acerquémonos con humildad y reverencia a nuestro Dios y Señor para vaciar ante su presencia las cuitas de nuestros corazones: ORACIÓN CONGREGACIONAL: Min: Señor y Padre nuestro, por el privilegio de estar ante tu presencia… Con: Te damos gracias, Señor. Min: Por haber olvidado cuánto nos amaste, cuánto no amas y cuánto aseguras seguir amándonos... Con: Perdónanos, Señor. Min: Por las veces en que, teniendo la oportunidad de dar testimonio de Ti, hemos vacilado en hacerlo… Con: Perdónanos, Señor. Min.: Por nuestra falta de firmeza a la hora de resaltar que Jesús es el único camino a Ti… Con.: Perdónanos, buen Señor. Min.: Por la

Dos Exámenes

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en Mí, y Yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de Mí nada podéis hacer.” Evangelio según Juan 15:5 Nos estamos acercando al cierre de otro año escolar. Este es el tiempo en el que nuestros muchachos se comienzan a preparar para tomar sus exámenes, los cuales determinarán la manera en la que en que serán calificados. Esto me hace recordar a un profesor de un Seminario. Éste solía pasar lista en cada sesión de clases. Cuando un estudiante no respondía al pase de lista, sin excusarse, solía decir: “¡Que Dios lo bendiga! Lo veré el día del examen”. Para él, la asistencia a clases era tan importante como la asistencia el día del

El Catecismo Mayor

P. 134. ¿Cuál es el sexto mandamiento? R. El sexto mandamiento es “no matarás”. P. 135. ¿Cuáles son los deberes que se exigen en el sexto mandamiento? R. Los deberes que se exigen en el sexto mandamiento son: Todos los estudios cuidadosos, y legítimos esfuerzos, para preservar la vida de nosotros mismos y la de otros, resistiendo todos los pensamientos y propósitos, subyugando todas las pasiones y evitando todas las ocasiones, tentaciones y prácticas que tiendan a quitar injustamente la vida de alguien; por medio de la justa defensa contra la violencia, soportar con paciencia la mano de Dios, tranquilidad de la mente, alegría de espíritu; el sabio uso de la comida, bebida, medicamentos, el s

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)