En El Nombre De Dios.

“No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.” Libro de Éxodo 20:7 Habiéndose enriquecido repentinamente por una herencia inesperada, un hombre se hizo el propósito de hacer feliz a algún mendigo. Saliendo a la calle, se encontró con uno muy conocido. Sacando su libreta de cheques, preparó uno con su firma, se lo entregó al pobre mendigo y le indicó que si iba al banco allí le entregarían una buena cantidad de dinero. El hombre, sorprendido, dio las gracias, guardó el cheque y siguió pidiendo limosnas. Al día siguiente, el hombre pasó por allí para ver si veía al mendigo. En efecto, lo vio tendido en el lugar de siempre p

El Catecismo Mayor

P. 111. ¿Cuál es el tercer mandamiento? R. El tercer mandamiento es: «No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano, porque Jehová no dará por inocente al que tomare su nombre en vano». El Catecismo Mayor de Westminster (Pregunta 111)

Nuestros Tres Nombres

Cada persona tiene varios nombres. Aquel que reciben al nacer, el que consiguen por sí mismos por la manera en que viven y por lo que hacen, y el otro que adoptan como suyo propio. Cuando una mujer contrae matrimonio acepta y recibe para sí el nombre del esposo. Y cuando nosotros somos salvados por Cristo, hacemos nuestro su nombre, y por eso nos llamamos cristianos. Lo mismo que los padres y los esposos esperan que se honre su nombre, Cristo también espera que honremos el suyo llevándolo con dignidad en todo momento y lugar. Lecturas domingo, 3 de septiembre Éxodo 20: 1-7 lunes, 4 de septiembre Deuteronomio 4: 15-19 martes, 5 de septiembre

¡Santo, Santo, Grande, Eterno Dios!

¡Santo, santo, grande, eterno Dios! Con alegría hoy te alabamos, Rey de reyes, grande capitán, Todopoderoso guerrero. Honor y gloria, luz y dominio Tributaremos todos a ti. Coro: ¡Santo, santo eres tú, Señor! ¡Dios de las batallas, glorioso! Alabadle, cielos, tierra y mar, Toda su iglesia, sus mensajeros; Alabanzas, cantos de loor Hoy unidos elevaremos. Juez majestuoso y reverendo, Fuego y vida eres, Señor. Rey de siglos, solo eterno Dios, Veraz y justo, incomprensible, Inmortal, autor de todo bien, Eres tú el Anciano de días. Y para siempre entonaremos El canto eterno de redención.

INVITACIÓN A LA ORACIÓN DE CONFESIÓN DE PECADOS

Hoy, se nos invita a participar del sacramento de la Mesa del Señor. Pero, también se nos convoca para honrar el Nombre único, santo y excelso del Dios trino y uno. Vengamos, pues, y estemos a cuenta con Él. Presentemos nuestras vidas como una ofrenda de olor grato en su presencia. Pero antes, traigamos juntos ante su trono de gracia nuestra más sincera confesión de pecados. ORACIÓN ALTERNADA: Min.: Por la confianza y seguridad con la que nos podemos acercar a Ti, por medio de la oración de confesión… Con.: ¡Te damos gracias, Señor! Min.: Por la Mesa instituida por nuestro Redentor, señal y sello de nuestra comunión contigo… Con.: ¡Te damos gracias, Señor! Min.: Por las veces en

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

Iglesia Presbiteriana Westminster - Ministerio de Tecnología para el  Alcance                                                                     Iglesia Presbiteriana Evangélica(EPC)